Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Sueños

DESEOS EN GERUNDIO

Publicado en
DESEOS EN GERUNDIO

Toca recopilar, lo sé. Y no sé si me apetece. En un ranking de los mejores años de mi vida, este desde luego estaría en los últimos puestos. Que sí, que ya lo sé. Que siempre hay que buscar el lado bueno de las cosas pero, hasta una optimista confesa como yo, a veces se cansa de repetir el mismo mantra. Aún así, léase la tercera frase de este post “los mejores años”, no “los peores”. Esto es de alguien optimista por naturaleza, no me lo negarán.

Y por muy de moda que estén las listas y, ya no digamos, las listas de “buenos propósitos para el año nuevo”. Que no, que no me van a pillar. Que no pienso tampoco hacerla. Siento que aquel equipaje de hace años que, supuestamente, tenía que ser el que me sirviera para un futuro, ahora que lo abro descubro que muchas de las cosas que preparé, por si acaso, no hacen mas que lastrar el camino. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

PASAPALABRA

Publicado en
PASAPALABRA

Hace unas semanas contaba mi propósito de fijarme en personas sanadoras  y, con ello, valorar todos aquellos momentos que vivimos con los de nuestro alrededor. El día a día en muchas ocasiones se nos presenta duro pero es la convivencia con los que nos rodean y, sobre todo, la actitud con la que vivimos la que nos hace valorar esos momentos compartidos. No sabemos cómo percibirá nuestra sonrisa al saludar el vecino o el conocido, pero a mi al menos me predispone a tomarme las cosas de otra manera y entonces las penas son menos dolorosas y las alegrías muchísimo más festivas. Lee el resto de esta entrada

ESTADÍSTICAS

Publicado en
ESTADÍSTICAS

El Sr. WordPress me envía un atento informe-resumen de mi actividad en esta plataforma y me cuenta que durante el pasado año me visitaron 2200 veces y que, si se tratara de un teleférico de S. Francisco en el que cada viaje lo pueden hacer 60 personas a la vez, habría hecho 37 viajes. ¡Guau! Las matemáticas no engañan amigos. Teniendo en cuenta que he hecho 25 entradas, es decir, 25 viajes (por las que, por cierto, el Sr. WordPress me felicita, no ya por su contenido si no porque, por lo visto, el número, estadísticamente hablando, no está nada mal para ser el primer año) mi teleférico debe ser más grande que los de S. Francisco ya que, en cada viaje han montado ¡¡88 personas!! Lee el resto de esta entrada

CON MIS MEJORES DESEOS

Publicado en
CON MIS MEJORES DESEOS

Ya perdonarán. Las Navidades es lo que tienen, trastocan toda la rutina que alguien pueda tener y, por primera vez en los casi seis meses de vida de este blog, el pasado viernes Juliette no fue puntual a su cita. Como para quitarle importancia, a quien me preguntó le dije que se había marchado allá, al Pirineo francés, a su cima de origen, a ver si se joreaba un poco con los frescos aires de la montaña. Porque ciertamente Juliette andaba algo aturdida con tanta felicidad desbordando en torno a los bonitos días navideños, tantos mensajes de buenos deseos, tantas imágenes de paisajes nevados cuando en Zaragoza nunca nieva, como constataba una niñita de la mano de su padre el otro día por la acera del Camino las Torres. Lee el resto de esta entrada

MUSIQUEANDO

Publicado en
MUSIQUEANDO

El próximo lunes, 24 de Noviembre actúa en Barcelona Ed Sheeran. Lo sé porque L no para de recordármelo de vez en cuando como quien frota la lámpara mágica esperando que salga el genio y le conceda su deseo. Hasta este verano, el cantante pelirrojo era un completo desconocido pero ahora ya no. Y no puedo decir que mi hija me machaque con sus canciones como hacía la vecina de mis padres con los Pecos cuando ponía el tocata a máximo volumen en ese afán por compartir sus gustos musicales con todo el vecindario. No, ahora que están tan de moda los auriculares, en esta casa podemos decir que no nos enteraríamos de la música que les gusta a nuestros hijos si no fuera porque a veces se les escapa tararearla mientras la escuchan, cosa que me encanta, por cierto.

Hasta la fecha, no me puedo quejar de los gustos musicales de L, y me temo que no coinciden precisamente con los de sus amigos porque, a un par de conciertos en los que sí se apareció el Genio, he tenido que ser yo la que le acompañara. Nunca me ha gustado hacerme la moderna como madre, la verdad, pero digamos que sus gustos rondan entre su generación y la mía con lo cual el trauma no ha sido muy grande. Siempre he pensado que el gusto musical se educa, como todo y, a puro de escuchar, el oído al final elige lo que quiere oír. Y en casa otra cosa no pero eclécticos, musicalmente hablando, somos un rato. Lo que menos se escucha es Heavy, pero para eso está el tío, cubriendo ampliamente ese hueco fundamental en la cultura musical. Otra cosa es que te dejes llevar por las modas, por lo que sigue la gente en cada momento, por lo que programen las distintas productoras y grupos empresariales de televisión…  Pero todos sabemos que no es precisamente la educación y la cultura lo que prima en la mente de los programadores televisivos actuales. Una pena, Sres. Rajoy, Wert y compañía, desaprovechar un medio tan bueno como esa televisión que tiene la capacidad de llegar a tantos sitios. Pero bueno, todos sabemos a quienes se deben. Como en todo, el vil metal gobierna una vez más.

Yo hace tiempo que me desentendí del fenómeno fan girl pero… tengo que confesarlo, desde hace unas semanas tengo un sueño… Un viajecito… Os cuento: El año pasado el incombustible Sting (uno de esos artistas eternamente renacentistas) volvió a sorprendernos con un nuevo disco compuesto, por lo visto, para convertirse en musicalDespués de una tanda de conciertos con una banda realmente magnífica ahora lo representan con actores allá en Broadway. No sólo por la música que me parece sencillamente deliciosa, con aires de rock, jazz, folk y blues si no también por la temática de la historia que cuenta el cierre de los astilleros de Wallsend, ciudad en la que creció el compositor. Realmente apetecible (escribiendo y frotando la lámpara a la vez).

L despierta y crece reivindicando sus propios gustos y, para ello, elige un cantante británico que acaba de empezar como quien dice. Yo reafirmo mi gusto por un cantante, también británico, que ha acompañado la banda sonora de mi vida siempre. Os dejo a los dos. No es cuestión de comparar, simplemente de disfrutar.

 

SER SENCILLO TE HACE GRANDE

Publicado en
SER SENCILLO TE HACE GRANDE

Hace unos años Cáritas lanzó su campaña de concienciación “Vive sencillamente para que otros, sencillamente, puedan vivir”. No es sólo una invitación a compartir con los que más lo necesitan, es mucho más, es toda una declaración de intenciones, un estilo de vida. Hasta entonces, creo que no había reparado en una palabra tan grande, hasta el punto de que ese término continuamente se asoma por mis pensamientos. Muchas de las opiniones que escucho, muchísimas de las noticias que leo, el hilo de mis pensamientos siempre acaba en la misma conclusión: vivir con sencillez. Esa es la clave.

Hace unos años me parecía inconcebible aprovechar para salir estos días pilaristas de vacaciones a otros lugares. No podía perderme ese ambiente de fiesta, imagen de una ciudad cálida, simpática y acogedora pero, visto lo visto, cada vez entiendo más a los que aprovechan estos días para escaparse fuera de nuestra ciudad.

El otro día, gran parte de los oyentes que se decidieron a intervenir en el espacio de Estudio de Guardia de Radio Zaragoza era para protestar o defender a los peñistas en éstas y pasadas Fiestas del Pilar. Yo estaba de acuerdo con los que los defendían, cuando decían que las Peñas son el alma de la fiesta y que la alegría que transmiten en todos los actos contagian al resto del personal, pero también estoy de acuerdo con los que decían que los excesos de alcohol con los que se empeñan en exhibir sus ganas de divertirse consiguen que empecemos a cansarnos y nos dé por generalizar que los peñistas son todos unos marranos y unos maleducados. Juanjo y David, con ese ánimo conciliador que les caracteriza, no paraban de pedir que dieran soluciones y, las más drásticas, supongo que aderezadas de una gran dosis de impotencia, sólo encontraban la prohibición como forma de atajar el problema: Prohibir la formación de peñas, prohibir la venta de alcohol…

¿Y la educación? ¿Y la actitud? ¿Y el ejemplo? Igual os parece ciencia-ficción pero, sinceramente, me hubiera gustado escuchar en el balcón del ayuntamiento unas palabras por parte del pregonero invitando a todos, peñistas, zaragozanos, visitantes, a vivir unas fiestas alegres pero sin excesos, vivir la fiestas con SENCILLEZ… Repitiéndolo hasta acallar los vítores y gritos de abajo. Puedo imaginar el efecto de esas pocas palabras: toda la plaza en silencio, masticando lo que se acababa de escuchar por los altavoces y haciendo una pequeña reflexión de lo que eso significa para, acto seguido, alguien gritar “yo me apunto”… ” y yo”…. “yo también”… al más puro estilo de la clase del profesor Keating en el Club de los Poetas Muertos. Lo dicho: ciencia-ficción, utopía, sueños…

 

UN HOMENAJE, UN SUEÑO.

Publicado en
UN HOMENAJE, UN SUEÑO.

Estas últimas semanas he llegado a la conclusión de que me encuentro en un momento muy zen. No sé si es cuestión de actitud o que me estoy haciendo mayor…  o que por primera vez en mucho, mucho tiempo, no vivo corriendo, con lo cual sospecho que eso influye también bastante. Y confieso que me está gustando, la verdad.

Hace una semana conocí la noticia de que este pasado lunes se realizaba el primer concierto homenaje de la Fundación José Antonio Labordeta. El evento tuvo que cambiar de lugar debido a la masiva demanda de invitaciones que se produjo nada más sacarlas en taquilla. Normal, Labordeta es querido y recordado en esta tierra como nadie y todo homenaje es poco para tener presente su amplio legado. El viernes por la mañana me enteré que volvían a repartir invitaciones, esta vez en la Sala Multiusos del Auditorio y, como el paseo desde mi casa, por el Parque del homenajeado, me encanta allá que me fui por caminar un rato (momento zen 1) y, si la fila no era muy larga, probar a conseguir alguna entrada. En poco rato ya tenía las entradas en mi bolsillo, no sin antes haber charlado un ratillo con los abueletes de la fila que, inevitablemente, me recordaron un montón a mi padre. Si él viviera fácilmente habría hecho la misma fila. Toda una cadena de recuerdos: Labordeta, además de por muchas otras cosas, permanecerá en mi memoria porque escasamente con un mes de diferencia se marchó precediendo a mi padre. Pequeños detalles les unían: misma generación, el origen rural, ese inconformismo declarado, el gusto por las cosas sencillas, de la tierra, las coplas… cada uno a su manera. Mi madre me contaba que ellos tuvieron la suerte de asistir a un homenaje en vida que se le hizo unos meses antes de que ambos comenzaran a padecer los peores síntomas de la enfermedad que se los llevó.

El concierto fue sorprendente y emotivo. Sorprendente porque descubrí canciones que no conocía, como Sueños del poeta Pablo Guerrero. Escuchándola (momento zen 2) supe que quería escribir este post aunque solo fuera por compartir con quien me lea las palabras de este sencillo (pero que lo dice todo) poema hecho canción:

Los sueños vuelan alto como pájaros
Los sueños ven la tierra desde arriba
Los sueños tienen ojos transparentes
Los sueños iluminan, los sueños iluminan.
Los sueños son posibles, los sueños son posibles, los sueños son… posibles.
Tus sueños descienden como lluvia
Tus sueños acuden si los llamas
Tus sueños viven más que tu vida
Tus sueños se instalan en tu casa, se instalan en tu casa
Tus sueños son posibles, tus sueños son posibles, tus sueños son… posibles.
Los sueños están en los bolsillos
de los trajes usados y los besos
los sueños eligen las miradas
que en el futuro van a ser verdades, van a ser verdades.
Los sueños son posibles, los sueños son posibles, los sueños son… posibles.
Tus sueños son posibles, tus sueños son posibles, tus sueños son… posibles.
 

A Silvia Pérez Cruz, cantando Gallo Negro, Gallo Rojo de Sánchez Ferlosio,  ya la conocí cuando cantaba con Las Migas y, desde entonces, cuando suena por la radio o YouTube, paro a escucharla, no lo puedo evitar. Nunca la había escuchado en directo… Uno de los grandes momentos hipnóticos de la noche.

A pesar del gran número de artistas que participaron en el homenaje, tampoco voy a hablar de todos y, lo siento, nunca me ha gustado ser sexista, pero por sensibilidad y rasmia, mucha rasmia, fueron las mujeres las que ganaron por goleada a los chicos en este partido. Ya en la parte más emotiva, no puedo dejar de contaros como Beatriz Bernad (acompañada a la guitarra por el músico argentino Alberto Gambino) hizo una versión de A varear la oliva, del propio Labordeta, que puso los pelos de punta a más de uno, a mi la primera. Por favor, que alguien cuelgue en YouTube la grabación de Beatriz porque un momento tan mágico como ese es necesario que se comparta con mucha más gente. María José Hernández (y al piano Sergio Marqueta) nos regalaron dos canciones del Abuelo: Guárdate y La Vieja (momento zen 3). María José podía permitirse el lujo de cantar dos (o las que quisiera) en este homenaje, acaba de recuperar en su nuevo disco Las Uvas Dulces aquellas canciones menos emblemáticas pero genuinamente auténticas del cantautor. Y por último Carmen, nuestra Carmen, la París, con una Albada a voz y percusión, como Juan Palomo, que nos dejó con esa lagrimilla que todos sabíamos que tarde o temprano iba a hacer acto de presencia en cualquier momento.

Siempre te recuerdo Viejo…

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.