Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Bibliotecas

EL FINAL DEL VERANO

Publicado en
EL FINAL DEL VERANO

Piensas que sí, que el final del verano llegó, como cantaba el Dúo Dinámico, cuando comienzas a ver anuncios de fascículos coleccionables o cuando al librero de tu barrio se le amontonan los cartones de los números uno del coleccionable de turno junto con las cajas de los nuevos libros de texto. Es así. No hay vuelta atrás. El verano se acaba irremediablemente. Lee el resto de esta entrada

TARDES DE LLUVIA, JUEGOS Y CINE

TARDES DE LLUVIA, JUEGOS Y CINE

No recuerdo cuándo vi Cantando bajo la lluvia por primera vez. Seguramente sería alguna tarde de sábado o domingo en la televisión de entonces. Gran parte de mi cultura cinematográfica se forjó aquellas tardes de televisión en blanco y negro, mesa camilla y palomitas a la sartén (entonces no teníamos microondas). Guardo un juego de mesa, Act One se llama, que consiste en interpretar escenas de películas conocidas. Te dan las frases y tres escenas. Si lo aciertas a la primera, más punticos para tu equipo y si no, tienes dos oportunidades más de dar pistas con sendas escenas. Nos lo regalaron más o menos hace tantos años como los que L y J tomaron el mando de nuestra vida o, al menos en aquel momento, el de la televisión, con su Play House Disney, Disney Channel, Clan y demás canales infantiles así que apenas pudimos poco más que estrenarlo. Lee el resto de esta entrada

SOMOS LO QUE LEEMOS

Publicado en
SOMOS LO QUE LEEMOS

El domingo leía un artículo donde preguntaban a distintas personas de la sociedad aragonesa sobre el libro que tenían intención de leer próximamente y ese otro que recordaban como aquella lectura de verano que les marcó especialmente. Algo así como una forma de recomendar lecturas para este verano. Una manera como otra cualquiera de hacer un repaso desde la literatura actual a aquellos libros que podrían ser el fondo de armario de cualquier buen lector que se precie. Todos tenemos lecturas que recordamos con más o menos vehemencia, aunque estoy bastante de acuerdo con alguien que decía que, años después, había vuelto a releer aquel libro que recordaba con esa pasión pero ya no había experimentado lo mismo que la primera vez. Lee el resto de esta entrada

S. JORGE, LIBROS Y OTRAS CURIOSIDADES

Publicado en
S. JORGE, LIBROS Y OTRAS CURIOSIDADES

Me gusta abril. Me gusta que brote la primavera, que salgan días luminosos y días lluviosos, me gusta pasear, cambiar de ruta en los trayectos cotidianos y descubrir otros lugares, otros paisajes. A veces los fotografío y, a veces, simplemente los guardo en mi retina para saborearlos cuando la memoria decide traerlos de nuevo a mi mente. Me gusta Abril porque se celebra el día de Aragón y el día del Libro y es un día de fiesta. J celebra su santo y espera que le regalemos algún libro. A J todavía no le ha picado el gusanillo de la lectura, el amor a sumergirse en una historia y dejarse llevar y desear seguir leyendo, y dejar de hacer otras cosas para calmar esa ansiedad por saber cómo transcurre la vida de esos personajes o qué maravillosa frase está a punto de saltar a tu alma en cualquier momento inesperado…, pero no pierdo la esperanza. Lee el resto de esta entrada

DE ANUNCIOS, PELÍCULAS Y NAVIDAD.

Publicado en
DE ANUNCIOS, PELÍCULAS Y NAVIDAD.

Hace ya unos días que las luces de algunas calles y, sobre todo, la decoración de casi todos los comercios nos anuncian la proximidad de las fiestas navideñas. También los anuncios de la tele. Creo que el que da el pistoletazo de salida es el de la Lotería y, el de este año, no ha defraudado en ningún sentido ya que, además de enternecer por el bonito mensaje de bondad, ha potenciado la ya de por sí ingeniosa mente de muchos que se han lanzado a versionear múltiples parodias de la historia contada en escasos minutos. No deja de sorprenderme este fenómeno. De verdad. Lee el resto de esta entrada

EN EL DIA INTERNACIONAL DE LA BIBLIOTECA

Publicado en
EN EL DIA INTERNACIONAL DE LA BIBLIOTECA

La otra mañana acabé, por casualidad, en la biblioteca de mi barrio. Hacía tiempo que no me pasaba por allí y, la verdad, no sé por qué no lo hago más a menudo. Hace unos años, cuando los chicos eran más pequeños, muchas tardes íbamos a buscar libros y siempre acabábamos pasando un buen rato.

Las tardes, sobre todo en la zona de niños, suelen ser bastante más movidas y ruidosas que las mañanas. Es otro ambiente. Por la mañana es distinto. Gente joven en la zona de estudio, seguramente preparando oposiciones, y gente mayor en los ordenadores y la zona de prensa. Un anciano se acerca al mostrador para renovar el libro que lleva dándose cuenta que se ha dejado el carnet: “Malditos olvidos” -masculla mientras la bibliotecaria le hace la gestión sin darle mayor importancia.

Llama mi atención un expositor giratorio con películas de cine que muestran un rótulo de “novedades”. Pues sí. Encuentro Agosto y Nebraska que me suenan del invierno pasado más o menos y que no llegué a ver. Las cojo comenzando a entusiasmarme. Otro expositor con las sugerencias que los bibliotecarios han estimado me espera, saltándome a las manos el último libro de Anna Gavalda, Billie. Rápidamente lo atrapo como si la biblioteca fuera un gran almacén en su primer día de rebajas… Relájate Juliette, eres la única que está buscando libros en este momento. El resto de personas que están en la sala ojean, tranquilamente sentados, la prensa sin inmutarse. Anna Gavalda me la recomendó un día de verano una bibliotecaria de verdad, de las que se toma con pasión su trabajo y, cuando te ve con algún libro en la mano, te para y se atreve a sugerirte otra lectura que quizás no conozcas. Recuerdo gratamente la lectura de La sal de la vida y los relatos de Quisiera que alguien me esperara en algún lugar.

Paseo por las estanterías sin buscar nada en especial. Para no tener previsto venir a la biblioteca y, con el escaso tiempo que me queda para dedicarme a los placeres de la lectura y el cine, ya voy bien servida. Descubro que las estanterías anteriormente dedicadas a literatura juvenil ahora son de literatura fantástica. Me gusta que los entornos vayan cambiando, que se adapten al público, que estén al servicio de las personas. Sigo descubriendo que los libros juveniles están mezclados con el resto. Sólo se diferencian en que en el lomo llevan una pegatina con un dibujito que indica el género. Las ilustraciones son obra de Alberto Gamón creadas para darle un aire diferente y especial a la biblioteca para jóvenes Cubit. Me gusta que hayan tomado la idea en el resto de bibliotecas públicas de nuestra ciudad pero me gusta mucho más que los libros vivan mezclados, como las personas.

Cuando ya me dispongo a marcharme más contenta que si me hubiera comprado un vestido de Carolina Herrera ultra-hiper-mega-rebajado, me fijo en otro mostrador con más libros fuera de sus estanterías como diciendo léeme. Repaso los títulos y ¡albricias! me encuentro con La librería, el libro que Rafael le presta a María antes de cerrar la nunca abierta librería de sus sueños en El refugio de las golondrinas. ¡Mío, mío, mío! Definitivamente, bajo las escaleras de la biblioteca con mis cuatro préstamos más feliz que una perdiz. Ahora, sólo me queda decidir por cual empiezo.

IMG_2408052902211777

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.