Canal RSS

Archivo de la categoría: Verano

UNA SEMANA DE VERANO

UNA SEMANA DE VERANO

Este verano leía una columna de Rosa María Artal con la que me sentí bastante identificada. No sé cómo me habría sentado esta lectura los otros tres veranos anteriores. Posiblemente y, depende del día que me hubiera pillado, me lo habría tomado mejor o peor, porque esto es lo que pasa cuando la vida se tuerce y no puedes contar con esas vacaciones anuales a las que, tu pequeña y acomodada vida burguesa, te había acostumbrado. Porque, da igual el motivo, incluso pueden ser varios a la vez. Lee el resto de esta entrada

EL FINAL DEL VERANO

Publicado en
EL FINAL DEL VERANO

Piensas que sí, que el final del verano llegó, como cantaba el Dúo Dinámico, cuando comienzas a ver anuncios de fascículos coleccionables o cuando al librero de tu barrio se le amontonan los cartones de los números uno del coleccionable de turno junto con las cajas de los nuevos libros de texto. Es así. No hay vuelta atrás. El verano se acaba irremediablemente. Lee el resto de esta entrada

TODO VUELVE

Publicado en
TODO VUELVE

Las tormentas de verano inspiraron los inicios de este blog, hace ahora justamente dos años, y las tormentas de verano vuelven estas tardes de principios de julio, como vuelven las ganas de comer un helado mientras aprovechas la primera hora de la tarde, cuando es un suicidio salir de casa si no es por obligación, para seguir esa serie que nunca tienes tiempo de ver. Como vuelven las charletas en la piscina cuando empiezas hablando del último libro leído y acabas hablando de la vida o como vuelven los cólicos de riñón… Lee el resto de esta entrada

PEQUEÑAS ATALAYAS DONDE LA VIDA ES MAS FACIL

Publicado en
PEQUEÑAS ATALAYAS DONDE LA VIDA ES MAS FACIL

Escucho en las noticias que se buscan azoteas en Zaragoza para organizar eventos culturales. Curiosa iniciativa. Desde mi terraza puedo ver varias que podrían ser candidatas, pero posiblemente ni a unos ni a otros les interese. A los organizadores porque quizás quedan un poco a desmano, alejadas del centro de la ciudad, de la zona de Las Armas o La Magdalena, donde seguro que pegan más, con su público hipster y moderno y esos tejados viejos, algunos rehabilitados y otros esperando, por los que sacar la vista a pasear hasta toparse con alguna iluminada y maravillosa torre mudéjar. Lee el resto de esta entrada

HUYENDO DE LA CALOR

Publicado en
HUYENDO DE LA CALOR

Juliette se ha vuelto viajera. Así, sin avisar, sin hoja de ruta previa. Sin buscar fechas libres, ni vuelos, ni horarios… ni mucho menos alojamiento. Sin preparar maleta ni pensar si en el destino hará frio o calor. Creo que se enteró de las previsiones meteorológicas de estos días en Zaragoza y dijo “yo este calor no lo aguanto y, es más, ¡me marcho con lo puesto!”

Juliette empieza a ser como Willy Fogg y cantando (como me ha emocionado escuchar a Amaya Uranga regalando su voz a la adorable Romy) cruza el charco y se planta un día en Argentina. Lee el resto de esta entrada

Y ANA SE HIZO UN SELFIE

Publicado en
Y ANA SE HIZO UN SELFIE

Conozco a Ana desde hace unos años y siempre me alegra saber que vuelve a Zaragoza. De Ana me gusta su conversación, tan pausada, esos silencios que hace entre palabras, como buscando la más especial, la más adecuada y que a mi me hace sentir como muy niña, esperando a ver con qué me va a sorprender. Reencontrarme con Ana es como una especie de bálsamo y aprovecho cualquier excusa para sentarme un rato con ella y conversar, de nada en especial, simplemente por el placer de la charla. Hace unos días unas torrijas tuvieron la culpa. Lee el resto de esta entrada

VERANO DE PALABRAS

Publicado en
VERANO DE PALABRAS

Comenzaba este verano con la incertidumbre de no saber muy bien cómo iba a transcurrir, pero bueno, como todo en esta vida. Y mientras daba sus primeros pasos, camuflándose entre lluvias y tormentas más bien propias de la primavera, comenzaba yo también esta apasionante aventura de jugar con las palabras, como algunos dicen por ahí.  Y es verdad, así me siento, como una niña volcando la caja de las letras y los sentimientos sobre la alfombra para tratar de darles forma, esperando con ilusión que alguien adivine lo que trato de expresar.

Y el verano ha ido pasando de tal manera que ya estamos a punto de empezar Septiembre, con todo lo que ello supone… Preparar el material del colegio, forrar esos libros castigados en un rincón desde final de curso porque, sinceramente, en ese momento lo que menos apetecía era pensar en un nuevo curso, porque lo que realmente apetecía era descansar de todo. El calendario nos avisa que hay que empezar a cuadrar horarios para compaginar todas las actividades entre los distintos días de la semana. El año no comienza el 1 de Enero, el año de verdad, el que marca el rumbo de nuestra vida, empieza en Septiembre.

Y este verano tan raro, unos días primaveral y otros otoñal, es ahora, cuando comenzamos a pensar en esas otras faenas de comienzo de curso, cuando se decide a salir a escena con su traje auténtico: calor, sol… verano, verano.

Y mi (nuestro) verano ha sido igual de raro: con un campamento en nuevo pueblo y nuevas instalaciones que, tras el primer miedo al cambio y a lo desconocido, sorprendió por la belleza del entorno y lo a gustito que allí se estuvo, porque si, porque había muchas ganas de compartir, de descansar de la ciudad y de vivir nuevas aventuras; con escasas y cortas escapadas al pueblo, buscando en esas horas fugaces el calor de la familia y las raíces; con los siempre buenos momentos en la piscina, con esos amigos que apenas nos vemos en invierno pero que en las largas tardes de verano, aunque sea con chaqueta, somos capaces de compartir meriendas, risas, juegos, preocupaciones, proyectos, inquietudes, ilusiones…; con una brevísima pero intensa escapada al norte para respirar otro aire, otro paisaje, otras gentes…; con la sombra de las enfermedades acompañándonos en el camino, la rodilla, el alzheimer, el riñón… sombras que casi siempre agobian pero que hay que aprender a caminar con ellas, con respeto pero sin miedo; con los nervios y las alegrías de un debut tan esperado como inesperado dentro del apasionante mundillo del folklore y la jota, sintiendo que una nueva etapa está a punto de empezar y saboreando la recompensa del esfuerzo, la ilusión y las ganas; con encuentros y reencuentros de tantos amigos que siempre están allí; con lecturas, soledades y mirarnos un poquito al interior…

Y mientras tanto, calando en mi rutina semanal como agua de lluvia, este blog… Me contaba el otro día Sara que, animada por su madre, había leído alguna entrada y que le gustaba como escribía… No sabes, Sara, la ilusión que me hizo tu tímida declaración. Porque este blog se lanzó al camino así, asomándose tímidamente,  a comienzos de verano, en época de descanso, para ver que tal se le daba su paso por la vida y, apoyado por sus lectores, compañeros de camino, va llegando cada vez un poquito más lejos.

En la playa de La Concha, charlando con un turista australiano sobre los beneficios de este tipo de bañadores en las aguas del Cantábrico.

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.