Canal RSS

Archivo mensual: julio 2014

DIAS DE RADIO

Publicado en
DIAS DE RADIO

 

No sé desde cuándo este enamoramiento por escuchar la radio. Creo que desde siempre.

La verdad es que en casa siempre se ha puesto mucho la radio. Me recuerdo bien pequeña, por las tardes, imitando a mi madre con alguna labor de costura, ella con su faena y yo con mis muñecas, y escuchando de fondo la radionovela de turno seguida del consultorio de Elena Francis… en cualquier caso historias contadas, unas inventadas y otras reales (o no, quien sabe). La magia de la radio, eterna compañía.

Fui creciendo y escuchándola sola. Descubriendo los éxitos musicales del momento en los 46RJ (los 40 Principales vendrían después) y pidiendo a mi padre el magnetofón para intentar grabar alguna canción sin que la cortase con su cháchara el locutor de turno. Era como una especie de reto. Más tarde, con el trofeo en mi cassette, era el momento de compartirlo con mi prima, compañera de juegos en aquella época, para cantar y cantar la canción hasta aprendernos la letra. Todavía no se habían puesto de moda los karaokes, pero nosotras, a nuestra manera, ya lo inventamos.

Luego, en los años 80, preparando la mesa para comer, con Luis del Olmo de fondo y su  “Debate sobre el Estado de la Nación”…  siempre eternos aquellos humoristas: Gila, Mingote, Chumy Chumez, Tip y Coll… Únicos.

Los años siguientes fueron los de escuchar la radio en el coche, camino (o de vuelta) al trabajo. Ese humor tan absurdo como genial de Guillermo y Juan Luis, Gomaespuma. Las críticas de cine con el didáctico a la par que arrogante Carlos Pumares. Y un, entonces, desconocido Pablo Motos que se asomaba a las ondas con toda  su panda de amiguetes en No somos Nadie.

Pero cuando más me impacta (y valoro) la labor de los periodistas de radio es cuando relatan los sucesos. Siempre me acordaré de aquella noche de Agosto, sin poder dormir, escuchando el relato de la riada del Camping de Biescas, imaginándome la angustia de tantas familias destrozadas y sintiendo su dolor a través de las voces de la radio. O la mañana del 11 de Marzo de 2004, escuchando de la voz de Iñaki, esa incredulidad compartida por las primeras conjeturas sobre la autoría del espantoso atentado. O las crónicas de Olga Rodríguez, con su voz siempre dulce y cálida, contando los desastres de las bombas en Bagdad. O el verano pasado, el descarrilamiento del tren de Santiago. Escuchaba la radio preparando la cena cuando pidió paso Xaime López para relatar de una manera estremecedora lo que estaba presenciando. Su micrófono llegó mucho antes que las cámaras de televisión.

Si tuviera que elegir un programa, ese sería sin duda Estudio de Guardia, de Radio Zaragoza. Allí descubrí al ocurrente Miguel Mena, acompañado de la siempre paciente y cariñosa Mª Carmen Pino y con un jovencísimo Juanjo de productor atendiendo en primera línea de fuego las llamadas de los oyentes, con sus quejas, preocupaciones y consultas. Todo un emblema para conocer la actualidad de nuestra ciudad de mano de sus protagonistas, los ciudadanos. Miguel, entre libro y libro, pasó a hacer el programa del fin de semana y con él siempre es un buen momento para descubrir un pueblo, una calle, una canción… De lunes a viernes cogieron el testigo David Marqueta y Juanjo Hernández… Me parto cuando las oyentes que salen en antena les confunden o les echan piropos. Con su amabilidad y simpatía representan el yerno que toda madre quisiera tener.  Yo diría que reciben más llamadas de mujeres que de hombres y, desde luego, las señoras mayores son mis preferidas. El otro día llamó un amor de madre, una señora cuyo único propósito era promocionar la publicación del primer comic de su hijo… con dificultad acertaba a decir el nombre del cómic (en inglés) pero su candidez llamando a la emisora sólo para hablar del proyecto de su hijo, ayudándole de alguna manera a conseguir el éxito… fue un momento tan adorable.

 

 

MONASTERIO

Publicado en

Casualidad o no lo cierto es que fue comenzar esta aventura del blog y, desde distintas experiencias, se me invita a que luego comparta lo vivido, así que, bien mandada que es una, os cuento mi último “descubrimiento”.

Durante un paseo veraniego, callejeando por el barrio de la Magdalena con unos amigos descubrimos la siguiente placa en la puerta de una iglesia, la de San Nicolás, de la cual vagamente había oído hablar pero en la que nunca había reparado hasta ese día.

IMG_20140705_210657

Aprovechando el momento de asueto estival rápidamente mi amiga o yo, ya no recuerdo quien fue la primera (las dos somos igual de “apasionadas”), nos propusimos aprovechar el primer lunes que pudiésemos para acudir a la hora y hacer la visita al monasterio, ya que nos intrigaba bastante el que, en estos tiempos, hubiese algo parecido en pleno centro de Zaragoza.

Mi primera sorpresa fue comprobar que no éramos las únicas con intención de realizar la visita y, aunque cuando llegamos sólo había un padre con su niña, poco a poco fueron acudiendo personas de distintas edades hasta conformar el grupo que ese lunes hicimos la visita. Ya en la pequeña iglesia del monasterio y sentados, la guía, que al final de la visita confesó que era voluntaria, comenzó a contarnos de una manera clara, amena y, sobre todo (o, al menos, esa impresión me quedó) desde un profundo cariño y respeto, la historia de la orden de las Canonesas del Santo Sepulcro. Todo ello aderezado con acontecimientos históricos que, a lo largo de los siete siglos que llevan en esta tierra, han sucedido alrededor de sus muros, más los apuntes artísticos propios de la visita a una de las construcciones mudéjares, posiblemente poco conocida pero, sorprendentemente, muy bien conservada de Zaragoza.

Una vez en casa, la siguiente sorpresa fue al buscar la página web de todo este proyecto. Os animo a que paséis y la descubráis vosotros mismos, a vuestro ritmo, con tranquilidadMonasterio del Santo Sepulcro.

Para los que no os consideréis cristianos, no os asustéis pues lo que más me gusta de esta comunidad es su carácter eminentemente ecuménico. Esa adaptabilidad que, desde su origen, las canonesas han imprimido a su forma de ser y de actuar a través de los tiempos. Y luego, más aún tratándose de un convento de clausura durante gran parte de su historia (no en su origen, pero sí impuesto por el Concilio de Trento), esas puertas abiertas a cualquiera que quiera conocerlas o que, simplemente, necesite de un lugar para descansar, parar, pero siempre animando a reanudar el camino, a seguir, a continuar…

Casi al final de la visita nos invitaron a pasear por el claustro en silencio, regalándonos un pequeño instante de calma, de quietud, de encuentro con nosotros mismos y de reflexión en un espacio difícilmente repetible fuera de sus muros… Increíblemente, apenas se dejaba intuir a mis oídos el trasiego de los coches circulando por el Coso Bajo y Paseo Echegaray. Tanto es así que, a pesar de llevar la cámara de fotos, ni siquiera la saqué, pues pensé que, mejor que retener en una imagen ese lugar, sería disfrutarlo sin más para así conservarlo de otra manera en mi memoria, en mi corazón.

SORPRESA

Publicado en

Que bueno es saber dejarse sorprender y, aún sabiéndolo, cuánto nos cuesta a veces.

Cuando la monotonía de la vida y, sobre todo, las “obligaciones” te llevan siempre por el mismo camino, hay que hacer lo posible para buscar algún momento “no programado”. Yo me encontré con ese momento el pasado domingo. Por casualidad (aunque cada vez estoy más convencida que la suerte también hay que buscarla) el Teatro Principal tuvo a bien regalarme dos invitaciones para su función del domingo. Y, aunque una amiga enseguida intentó contagiarme su entusiasmo por la función, os tengo que confesar que no estaba yo muy “contagiable” esos días…

Sin embargo, cuando llegué a las taquillas del teatro y me entregaron este sobrecito tan enigmáticamente cerrado ya me empecé a emocionar… Hasta me costaba abrirlo, como quien quiere mantener por unos segundos más la ilusión por descubrir el regalo dentro del envoltorio.

 

DSCN4743

 

Una vez en el hall del teatro (Mira que es bonito, por favor!!!) me dediqué a observar al público que poco a poco fue  llegando y me gustó mucho ver, sobre todo, señoras mayores, incluso en silla de ruedas, pero estupendamente arregladas, conservando ese glamour de “salir al teatro”. Pero además también descubrí muchas sonrisas… muchas caras de ilusión.

Al poco ya nos invitaron a pasar mientras en la entrada al patio de butacas un… ¿artista? nos chutaba un balón de fútbol con la intención de que jugáramos con él… Algunos pasaban rápidamente dejando que fueran los niños los que le devolvieran el balón. Un guiño al Mundial pensé yo.

Mientras JL buscaba un poco reticente nuestros asientos, demasiado cerca del escenario, mira que estos nos sacan…. que vergüenza… yo ya me descubrí una sonrisa en la cara que no me quité en toda la función. Una señora inglesa entonaba una melodía de fondo sentada en las escaleras del escenario mientras pedía que alguien le enseñara a cantar una jota… yo le negué con la cabeza.. mmmmm no, cantar, de momento, no… Mientras un… ¿camarero? nos ofrecía amablemente ¡un vasito de café! Riquísimo, expresso italiano, sin duda (una pareja de la fila de atrás nos preguntaba con un ligero tono de envidia si estaba bueno, ya que el olorcillo que despedía ya lo indicaba). En unos minutos, dando tiempo a que todo el público estuviera en sus asientos, no sin antes recoger todo el menaje del cafecito inesperado, comenzó el espectáculo.

Por cierto, todavía no os he dicho qué función tocaba esa tarde. Bueno pues lo que descubrimos fue un extraordinario espectáculo de “circo contemporáneo”. Sobre el escenario y como único atrezzo un armario totalmente desmontable que, ríete de los trabajos de bricomanía,  y 4-5 acróbatas (el 5º era más músico que acróbata, aunque también). Cerca de hora y media de expresión corporal, baile y un sinfín de piruetas magistral (y admirablemente) ejecutadas, bajo el hilo conductor de una historia de relaciones humanas (bueno, y animales en algún momento…. qué risas!) y en torno a esa música, unas veces evocadora pero en todo momento totalmente estimulante.

Os dejo el enlace aunque siento deciros que la magia que desprende el directo, la sala, el teatro…. es imposible sustituirla por la pantalla de vuestro dispositivo… Pero, si vuelven, no dudéis en dejaros sorprender.

 

 

 

 

ABIERTO POR VACACIONES

Publicado en
ABIERTO POR VACACIONES

Pues sí, no podía encontrar mejor momento para iniciar esta aventura que ahora. Justo hoy, 4 de Julio, en un comienzo de verano que no parece verano. Un verano tormentoso, pero en el más estricto sentido del término, o sea, con cielos encapotados, poco sol y lluvias torrenciales. Lo que viene a ser, climatológicamente hablando.

A lo mejor también se podría aplicar con otro sentido (bueno, sin “a lo mejor”) pero, como me he propuesto que este blog sea, ante todo, un saco de mensajes positivos, en el día de su estreno no, no vamos a ir por ahí.

En serio, admiro a la gente que nunca se mete en política y que nunca da su opinión ante lo que ocurre en la sociedad en que vivimos. Lo siento, yo no puedo remediarlo. Aunque me lo proponga, al final siempre se me acaba viendo el plumero. Así que sí, probablemente algún día os dé la tabarra con algo que me indigne.

Además, soy madre. Muchos ya lo sabéis pero, para los que no me conocen… para qué negarlo… Seguro que en algún momento de este blog os hablaré de mi experiencia como madre. Es que es así. Y, para qué nos vamos a andar con remilgos… hoy por hoy es de lo que más orgullosa me siento.

Fe, Espiritualidad…, Dios. Pues sí, también es algo que ha marcado primero mi educación y luego mi Vida. Posiblemente, en algún momento, os deje alguna reflexión… Y, con seguridad, de alguien muchísimo más santo que yo.

Literatura, Cine, Música… Ya sé, ya sé. Hay miles de blogs dedicados a estas aficiones, pero es que también son mis aficiones así que, ¿para qué esconderlas?

En resumen, mi intención es compartir. Sueños, inquietudes, ideas, gustos, sentimientos, proyectos… Lo que surja. ¿Me acompañáis?

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.