Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Whatsapp

NUNCA DEJEMOS DE PENSAR

Publicado en
NUNCA DEJEMOS DE PENSAR

Escuchaba a alguien decir que tenía ganas de que llegara el fin de semana para dejar de pensar. Lamentablemente, el fin de semana pasado no pudo ser. Los atentados de París nos despertaron abruptamente de ese dulce sueño en el que nos gusta sumergirnos cuando llega el viernes por la noche, cuando toca descansar y dedicar nuestro cuerpo y alma a asuntos menos importantes (al menos, desde el punto de vista productivo). El pasado viernes, de repente, nos vimos sumergidos en una vorágine de sentimientos. Tristeza, enfado, angustia, preocupación, confusión… todo tipo de estados de ánimo dependiendo del grado de proximidad que cada uno tenemos con el país vecino y sus habitantes.

De mi viaje a París de hace unos años quizás a quien más recuerdo Lee el resto de esta entrada

FOTOS DE GRUPO

FOTOS DE GRUPO

Me gusta guardar fotos de grupo. No sé, me hace sentir que pertenezco a algo, que en algún momento he formado parte de un curso, de una celebración familiar, de un evento deportivo, de una excursión… Siempre momentos felices, momentos con personas queridas, momentos importantes.

Guardo fotos en albumes, cajas, sobres, discos duros… Con las fotos me pasa como cuando buscas algo por toda la casa y te encuentras miles de cosas menos justamente lo que buscabas, pero al recuperar esos objetos que ni recordabas haberlos guardado, te acercan a algún momento, algún instante vivido que lo hizo merecedor de conservarlo aunque fuese en el fondo de aquel cajón. A veces también ocurre que la distancia del tiempo posiblemente te haga recapacitar y, según la importancia que le des a ese recuerdo en tu propio ranking de memoria, decidas volverlo a dejar en su sitio o directamente mandarlo a la basura. Sí, he llegado a ese momento de la vida en que, material y físicamente, es imposible guardar todo. Por mucho que nos duela, hay que desprenderse de ciertas cosas. Pero me da miedo, parece como que si guardas una prueba o una pista de aquello que fue, conseguirás recordarlo siempre.

Hace poco una amiga de la niñez, ahora en la distancia, me mandó por whatsapp una foto del recuerdo de mi boda, un cuenquito de cerámica con nuestros nombres y la fecha. A un taller de Fuentes de Ebro nos fuimos a encargarlos… no sé ni como llegamos allí… quizás alguna feria o alguien nos dijo, el caso es que allí nos los hicieron… nunca más hemos vuelto. Era una manera de decirme que, a pesar de que hace ya unos cuantos años que no nos vemos, seguimos acordándonos la una de la otra.

El otro día, cuando volvía con L del concierto de Dani Martín, me comentaba entusiasmada que iba a guardar la entrada para siempre. Un día de estos le enseñaré mi cajita con todas las entradas que guardo: Presuntos… Dire Straits… Labordeta, La Bullonera… Pablo Milanés, Silvio… Víctor Manuel, Ana Belén, Serrat, Miguel Ríos… Sting… Celtas, Ixo… Gloria Estefan, Bebo, Juanes… Amaral… las entradas de la Expo con los días marcados de Dulce Estrella, DianaJuan Luis… Julieta y Juan Perro en Pirineos Sur… algunos musicales… los conciertos de Fin de Año que aquí los hacen para el día de Reyes… Las primeras, en la era A.I. (Ante Internet) eran super chulas, muy artísticas, con logos, serigrafías, fotos… y la tinta se mantiene intacta. Las últimas, P.I., las de cajero automático, son más sosas y la tinta se difumina poco a poco.

En estos últimos días, hablando con distintos amigos, un tema recurrente: La triste, pobre y lamentable programación musical de las próximas Fiestas del Pilar. Bueno, quizás los veinteañeros de ahora dentro de otros tantos años recuerden aquel concierto que dio Kiko Rivera & Company como lo más de lo más pero… permítanme que lo dude. Rebuscando en mi cajita de las entradas he vuelto la vista atrás… El último concierto que dio la banda DIRE STRAITS fue un 9 de OCTUBRE de 1992 en la Romareda de ZARAGOZA, y yo estuve allí.

 

MENSAJES

Publicado en
MENSAJES

Hoy me apetece romper una lanza por las redes sociales y las nuevas tecnologías.

“¿Quién es Alex Angulo?” Alba, una chica de quince años, nos hacía esta pregunta una tarde tranquila de domingo cuando acababa de leer, a través de twitter, la noticia del trágico accidente que se llevaba por delante la vida del inolvidable actor. Yo, que seguía con especial ilusión el comienzo del rodaje de la peli “Bendita Calamidad”, basada en el hilarante libro de Miguel Mena, enseguida le puse al corriente mientras un cachito de tristeza se instalaba en el corazón de los que allí estábamos. Las horas y los días posteriores volvimos a retomar el tema. Comentaba con una amiga lo emocionante de todos los mensajes de ánimo, recordando al buen actor y mejor persona y que, aunque no conociésemos a nadie más que por su faceta profesional, ambas nos sentíamos arrastradas a manifestar con unas pocas palabras un mensaje de ánimo a los actuales compañeros de rodaje. Le decía que no sabía muy bien qué poner porque me parecía que no había palabras de consuelo en ese momento  y ella, que hace unos meses pasó por una situación parecida, me confirmaba que sí, que el cariño transmitido y recibido a través de esos mensajes eran fundamentales primero para asumir el primer golpe y luego para sobrellevar el duelo.

Hace unos días José Luis Abós, entrenador del Basket Cai Zaragoza, tuvo que salir al paso de los rumores que ya circulaban haciendo pública su enfermedad. Instantáneamente los mensajes de ánimo y deseo de una pronta recuperación han estallado como la pólvora por todas las redes. No tengo dudas de que le servirán de mucho para afrontar el más importante de los partidos con toda la fuerza necesaria.

Como Josu, el amigo con el que Nacho Celaya, a través de Facebook, nos enseña y nos recuerda que esta vida hay que lucharla día a día. Sólo conocemos a Josu a través de la mirada de Nacho, pero todos los que le seguimos en la red por sus iluminantes reflexiones y comentarios nos sentimos un poco guerreros en la misma batalla.

Por mi parte, en algún momento es verdad que también he utilizado las redes para manifestar mi desánimo o decaimiento y puedo decir que los mensajes recibidos, por pocos que sean (siempre he pensado que estas aplicaciones son muy caprichosas y un tanto aleatorias, así que tus estados y comentarios los ve quien le da la gana al sr. Facebook) son el bálsamo y la vitamina que me ayudan a superar el bache.

Recientemente he tenido que acompañar a JL en una breve estancia en el hospital. Como la causa de la estancia no era de vida o muerte, tampoco quisimos alarmar más de lo necesario a familiares y amigos y sólo los estrictamente necesarios en ese momento sabían del episodio. Es verdad que, una vez paliado el dolor, la estancia en un hospital es tediosa e incluso aburrida, así que agradezco a las dos amigas que conocían el asunto que hayan soltado la liebre en ambos grupos de Whatsapp porque los raticos que hemos pasado conectados, primero recibiendo los mensajes de ánimo y luego tomándonos el pelo, la verdad es que han hecho mucho más llevadera la estancia, tanto para el enfermo como para la acompañante.

imagesBOQZT5EC

En la imagen, leyéndole a JL los mensajes recibidos.

 

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.