Canal RSS

Archivo mensual: noviembre 2014

VITAMINAS PARA EL ESPÍRITU

Publicado en
VITAMINAS PARA EL ESPÍRITU

Cifras que siguen escandalizando. Lo escucho en la radio del coche: Una de cada tres mujeres sufren violencia de género en el mundo. Todos los 25 de Noviembre, desde que en diciembre de 1999 se acordara por la ONU, se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. No conocía este dato hasta que he buscado información para escribir este post, pero me gusta que coincida con el año en que nació mi hija porque, y los padres creo que me daréis la razón, hasta que no tenemos hijos no tenemos miedo. Lee el resto de esta entrada

COMO ENCARIÑARSE CON UN BARRIO

Publicado en
COMO ENCARIÑARSE CON UN BARRIO

Siempre me pregunté por qué el parque infantil de la Plaza de los Sitios tenía el suelo acolchado y el del Parque Mercurio en el Barrio de San José montones y montones de tierra. Posiblemente los caros zapatos de las mamas del entorno a Isaac Peral no se pueden permitir cargar con polvo blanquecino el resto de la jornada. El caso es que ayer me acordaba de esta antigua reflexión mientras aceptaba la invitación de J de esperar los veinte minutos que nos faltaban para entrar en clase de música acercándonos al parque de la Plaza de las Chinas, en el Barrio de la Paz.

Supongo que si le preguntara cual es el parque de su vida me diría que durante el verano el “Parque de las terrazas” (el Mercurio) y durante el curso la Plaza de las Chinas, porque allí nos hemos pegado él y yo muchos raticos, los primeros años esperando a que su hermana acabara su actividad y los siguientes haciendo tiempo a que se hiciese su propia hora de acudir a las clases. Allí aprendió lo que es la paciencia haciendo fila en el columpio y me recordó que si una primavera me dio el tostón con que le ayudara a impulsarse en el columpio, ese mismo otoño, a la vuelta de las vacaciones en el pueblo, era él mismo el que ya sabía darse. Ayer volvió a guardar turno mientras merendaba (con el fondo musical inconfundible de las castañuelas repiqueteando), pero sentado, porque no le debía parecer bien que un chicarrón de doce años aguardara de pie, como intimidando, a que acabasen de hacer sus particulares acrobacias los niños, unos pocos años más pequeños, que en ese momento ocupaban los dos únicos columpios.

Es un parque peculiar. Pequeñito, encajonado entre varios edificios como si se tratara del patio interior de estas urbanizaciones particulares de los barrios más modernos. Pero tiene algo de especial y es que está en el Barrio de la Paz, esa República Independiente de esta ciudad, ese pequeño reducto como la aldea de Asterix y Obelix, siempre en lucha, siempre reivindicando, siempre movilizando.  Y me gusta el espíritu del barrio y de sus gentes. Me gusta ese empeño por mover las conciencias y por fomentar la cultura en cualquier manifestación que se tercie. Me gusta cuando organizan los Festivales de Música Celta a finales de Junio o las Charlas de Otoño (aunque luego nunca me pueda quedar a ninguna).

Desde hace más de un año los rostros de Leonardo, Isaac, Cristobal, Mahatma o Alfred nos interpelan con esas miradas de genialidad. Es un parque ideal para ver caer las hojas en otoño, para pensar… mientras te interrumpe el llanto de algún bebe que tropieza dando sus primeros pasos en un suelo acolchado, como en los parques del centro de nuestras ciudad.

IMG_20130927_193435IMG_20130927_193407

MUSIQUEANDO

Publicado en
MUSIQUEANDO

El próximo lunes, 24 de Noviembre actúa en Barcelona Ed Sheeran. Lo sé porque L no para de recordármelo de vez en cuando como quien frota la lámpara mágica esperando que salga el genio y le conceda su deseo. Hasta este verano, el cantante pelirrojo era un completo desconocido pero ahora ya no. Y no puedo decir que mi hija me machaque con sus canciones como hacía la vecina de mis padres con los Pecos cuando ponía el tocata a máximo volumen en ese afán por compartir sus gustos musicales con todo el vecindario. No, ahora que están tan de moda los auriculares, en esta casa podemos decir que no nos enteraríamos de la música que les gusta a nuestros hijos si no fuera porque a veces se les escapa tararearla mientras la escuchan, cosa que me encanta, por cierto.

Hasta la fecha, no me puedo quejar de los gustos musicales de L, y me temo que no coinciden precisamente con los de sus amigos porque, a un par de conciertos en los que sí se apareció el Genio, he tenido que ser yo la que le acompañara. Nunca me ha gustado hacerme la moderna como madre, la verdad, pero digamos que sus gustos rondan entre su generación y la mía con lo cual el trauma no ha sido muy grande. Siempre he pensado que el gusto musical se educa, como todo y, a puro de escuchar, el oído al final elige lo que quiere oír. Y en casa otra cosa no pero eclécticos, musicalmente hablando, somos un rato. Lo que menos se escucha es Heavy, pero para eso está el tío, cubriendo ampliamente ese hueco fundamental en la cultura musical. Otra cosa es que te dejes llevar por las modas, por lo que sigue la gente en cada momento, por lo que programen las distintas productoras y grupos empresariales de televisión…  Pero todos sabemos que no es precisamente la educación y la cultura lo que prima en la mente de los programadores televisivos actuales. Una pena, Sres. Rajoy, Wert y compañía, desaprovechar un medio tan bueno como esa televisión que tiene la capacidad de llegar a tantos sitios. Pero bueno, todos sabemos a quienes se deben. Como en todo, el vil metal gobierna una vez más.

Yo hace tiempo que me desentendí del fenómeno fan girl pero… tengo que confesarlo, desde hace unas semanas tengo un sueño… Un viajecito… Os cuento: El año pasado el incombustible Sting (uno de esos artistas eternamente renacentistas) volvió a sorprendernos con un nuevo disco compuesto, por lo visto, para convertirse en musicalDespués de una tanda de conciertos con una banda realmente magnífica ahora lo representan con actores allá en Broadway. No sólo por la música que me parece sencillamente deliciosa, con aires de rock, jazz, folk y blues si no también por la temática de la historia que cuenta el cierre de los astilleros de Wallsend, ciudad en la que creció el compositor. Realmente apetecible (escribiendo y frotando la lámpara a la vez).

L despierta y crece reivindicando sus propios gustos y, para ello, elige un cantante británico que acaba de empezar como quien dice. Yo reafirmo mi gusto por un cantante, también británico, que ha acompañado la banda sonora de mi vida siempre. Os dejo a los dos. No es cuestión de comparar, simplemente de disfrutar.

 

¡¡BAILEMOS!!

Publicado en
¡¡BAILEMOS!!

En estos días leo varias noticias referidas al baile. La primera de ellas me cuenta que los bailarines tienen un mejor cerebro o, al menos, a esa conclusión llegan los investigadores en neurología de una escuela de medicina norteamericana tras estudiar la relación entre la práctica de actividades de ocio y la aparición de demencias seniles. La segunda noticia que leo es que Zaragoza tiene mucho swing, resumiendo un festival que hubo hace unos fines de semana en las calles del centro de la ciudad, rememorando esos bailes clandestinos de finales de los 30, como nos recuerda la maravillosa “Rebeldes del Swing” una de las pocas películas que nos sentaríamos a ver mi hermano y yo con el mismo y apasionado interés. Y la tercera es el video del último baile en la plaza que cuelgan en una red social las amigas de Laqtspera.

Este verano me encontré con un pequeño regalo dos soleadas mañanas de domingo. Baile de plaza creo que se llamaba la actividad. Así conocí la existencia de este grupo dinamizador de la cultura más sencilla, más popular y más pegada a la tierra, sea la nuestra o la que sea. Confieso que me cuesta y que no soy de las que al toque de la primera pieza me lanzo a la pista a bailar… Admiro a los que lo hacen muchísimo mejor que servidora. Siempre he dicho que, como público, soy de lo más agradecido. Pero siento la música y, al final no puedo evitar que mis pies, con o sin ritmo, empiecen a tener vida propia más allá de lo que el sentido del ridículo les pueda llegar a dictar. El regalo fue compartir con los amigos con los que iba un momento de alegría y fiesta y, además, saber que existe todavía gente valiente que se atreve, en este caso a través de la música y el baile, a tratar de que el resto nos olvidemos por unas horas de los problemas y disfrutemos del estar y del compartir. Comentándolo con A, nuestra sabia particular de la jota, me decía que iniciativas como esa era las que había que potenciar y que ella siempre mira con cierta envidia a nuestros vecinos de las tierras catalanas que, si les apetece bailar la sardana, sólo tienen que acudir el sábado por la tarde o el domingo al mediodía a la plaza de la catedral de Barcelona y unirse al corro que más les apetezca.

A ZaraSwing los conocí una mañana de sábado no sé si el pasado invierno. Paseaba por Plaza España cuando me percaté de cierto movimiento un poco extraño en torno a la Diputación. Gente joven vestida con ropa demasiado retro quizás y alguien empujando un carrito con un gran altavoz. Me dije, tate Juliette que estos montan un flashmob de esos que a ti tanto te gustan. Como no tenía mucha prisa aflojé el paso y me entretuve por los porches et… voilà! la música empezó a sonar y poco a poco se fueron incorporando parejas bailando hasta formar un grupo demasiado unido como para hacer ver que aquello era algo improvisado. Confieso que volví a casa con una sonrisa en la cara y el espíritu un poco más alegre. Por lo que leo del grupo, para ser “clandestino”, está bastante organizado y comienza a tener una cierta consolidación en nuestra ciudad.

En cuanto al estudio neurológico estoy muy contenta de que hace unos años una amiga insistiera en organizar unas clases de “mamas joteras”. Aquella frase que tanto se dice de que “nunca es tarde para aprender algo nuevo” la defiendo públicamente desde mi experiencia con el baile tradicional. Todos sabemos que la verdadera artista de la familia tiene otro nombre, otra edad, otro porte, otra perseverancia y muchísimas más cualidades que podría seguir enumerando pero… los buenos ratos, las risas y lo bien que me siento cuando, al cabo de los días, acaban saliendo los nuevos pasos todas las tardes de los jueves, eso… Eso no me lo quita nadie.

-Lo mejor será que bailes -¿Y que nos juzguen de locos, señor Conejo? -¿Usted conoce cuerdos felices? -Tiene razón...¡¡Bailemos!!

-Lo mejor será que bailemos
-¿Y que nos juzguen de locos, señor Conejo?
-¿Usted conoce cuerdos felices?
-Tiene razón…¡¡Bailemos!!

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.