Canal RSS

TODO VUELVE

Publicado en
TODO VUELVE

Las tormentas de verano inspiraron los inicios de este blog, hace ahora justamente dos años, y las tormentas de verano vuelven estas tardes de principios de julio, como vuelven las ganas de comer un helado mientras aprovechas la primera hora de la tarde, cuando es un suicidio salir de casa si no es por obligación, para seguir esa serie que nunca tienes tiempo de ver. Como vuelven las charletas en la piscina cuando empiezas hablando del último libro leído y acabas hablando de la vida o como vuelven los cólicos de riñón…

Estos días de casi vacaciones, cuando el calor obliga a bajar el ritmo, son días raros. Me acostumbro a salir más a mi pequeña terraza. Sólo se puede estar por la mañana temprano y cuando el sol ya se ha escondido por el horizonte de los tejados. Esta tarde la tormenta me obliga a quitar antes el toldo que nos protege un poco del sol y el calor y, entre chaparrón y chaparrón, me siento buscando un poco de luz para seguir con una labor que tengo empezada desde hace ni lo sé de tiempo y que sabe Dios cuando acabaré… Entre puntada y puntada recuerdo aquellos, cada vez más lejanos, veranos en el pueblo, cuando buscábamos la fresca en la calle y le pedía a mi abuela que me enseñara a hacer esos cojines coloridos con los que vestía las sillas que sacábamos a la calle. Todo vuelve, incluso los cojines de la casa de mi abuela. Antes se hacían a ganchillo. Ahora son tejidos a crochet. Antes se rellenaban con lana de oveja, de esas ovejas que cuando son torpes cordericos nos hacían tanta gracia a los niños. Cuando veía a las ovejas esquiladas ya no me producían tanta ternura. O si, no sé. Creo que tampoco me paraba a pensar mucho. Sólo me paraba a pensar cuando mi abuelo, aquel de los silencios largos, me cogía de la mano para llevarme por el camino a los huertos buscando la osa mayor, o el carro, como le gustaba decir a él, y me lo enseñaba señalando con el dedo. Luego me empezaba a hablar del Camino de Santiago, de los peregrinos y se sumergía en alguno de sus silencios que yo, no sé cómo, había aprendido a respetar. Entonces me ponía a pensar en cómo sería ese misterioso camino y qué sentido podía tener caminar tantos kilómetros… pero acababa soñando. Soñando que algún día yo también sería peregrina y haría ese camino… Creo que cuando eres niño piensas poco y sueñas mucho y que, al hacerte mayor, cambias el orden. Piensas demasiado y sueñas ya muy poco. Como decía una amiga mía, hay que buscar el equilibrio en todo, el equilibrio es la clave. Este verano voy a buscar ese equilibrio entre pensar y soñar… A ver si lo encuentro. Ya os contaré. Mientras tanto, ¡Feliz Verano a todos!

katharine_hepburn_tejiendo

Así me sentaba, atendiendo las explicaciones de mi abuela.

Anuncios

Acerca de Carmen Calvo

Aprendiz de todo y maestra de nada. Tranquila en las distancias cortas aunque inquieta de mente. ¿Mi super-poder? Buscarás, buscarás y, al final, lo hallarás.

Un comentario »

  1. Roxi (Yolanda)

    …Ay, Juliette… ¡Qué deliciosa lectura! ¡Cómo he disfrutado! Gracias 🙂

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Si a ti también te remueve algo de lo que acabas de leer, no te lo quedes dentro, compártelo, que me hace ilusión ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

A %d blogueros les gusta esto: