Canal RSS

OBRIGADO

Publicado en
OBRIGADO

Y mayo se me escapó, como se me escapa casi siempre el tiempo. Mayo es uno de mis meses preferidos y no sólo porque sea mi cumpleaños o el día de la madre, o porque celebremos los finales de curso con festivales, graduaciones y torneos diversos, o porque siempre haya algún acontecimiento familiar que sirva de excusa para reunir a la gente que queremos. También es el festival de Eurovisión. Cuando era pequeña, uno de los mejores momentos familiares que nos daba la televisión, además del programa especial con las campanadas de Fin de Año, el Un, Dos, Tres, responda otra vez de los viernes y las tardes de domingo con La Casa de la Pradera era aquel sábado de mayo en el que todos cruzábamos los dedos, nerviosos, delante de la tele, durante las míticas puntuaciones de Eurovisión. Entonces empezamos a creer en la importancia de hablar idiomas, como un primer paso a esa globalización a la que hemos llegado. Todos jugábamos a imitar a los distintos locutores, haciendo nuestros primeros pinitos en otras lenguas. No sé si, porque me hice mayor y temas más mundanos requerían mi atención o por la diversa oferta televisiva, el caso es que Eurovisión empezó a perder interés en mi vida. Y de repente este año, posiblemente contagiada por algún euro-fan que conozco, meses atrás ya había escuchado alguna de las canciones de otros representantes europeos incluso antes que la del propio español. De la canción ganadora, la de los hermanos Sobral, me enamoré mucho antes de la celebración del festival. Ya la había escuchado a través de YouTube y, desde el primer instante, se instaló en mi cerebro haciéndose sitio a codazos entre las distintas canciones que optan a ser la del verano. Es increíble como, ciertas canciones, acaban siendo inconscientemente pegadizas a pesar de que juremos que no nos gustan.

En estos tiempos difíciles, en los que tanto se cuestiona el valor de la unión europea, el que ganara Salvador y su interpretación de “Amar pelos dois” fue inesperado, emocionante y tremendamente ilusionante. Pero el regalo de esa canción venía doblemente envuelto, porque su hermana Luisa ha sido mi más reciente y cautivador descubrimiento musical.

Escuchando sus discos lo mismo puedo imaginar que estoy en el Teatro Apollo de Harlem, en un cabaret de Berlín o subiendo en el mítico 28 de Lisboa, a lo alto del Chiado, para llegar a sus miradores desde los que echar a volar la mirada sobre los tejados de La Alfama.

De repente Portugal se está poniendo de moda. Y no solo por su oferta turística. Ciertos sectores políticos comienzan a mirar a nuestro país vecino con interés. Quizás no todo esté perdido. Quizás aún quede un poquito de esperanza. Cuando nadie en la unión europea daba dos euros por este país, él solito comienza a reinventarse. Y a mi me gusta que sea así, que cada país reivindique su esencia sin dejar de avanzar hacia un futuro en el que todos podamos sentirnos orgullosos de formar parte de un mismo continente e incluso de un mismo planeta. Mientras ese sueño se hace realidad, en este comienzo de verano, a mí me apetece dejarme contagiar por la calidez del sonido portugués.

Como aquella mañana de domingo, recogiendo nuestras maletas en el piso de Lisboa, donde sentía que un cachito de mí añoraba quedarse allí cuando sonaba de fondo esta otra canción:

Anuncios

Acerca de Carmen Calvo

Aprendiz de todo y maestra de nada. Tranquila en las distancias cortas aunque inquieta de mente. ¿Mi super-poder? Buscarás, buscarás y, al final, lo hallarás.

»

  1. ¡¡Ohhh, qué bonita es Lisboa!! Me imagino ahora que me asomo a uno de sus miradores, mientras suena una canción de los hermanos Sobral o de António Zambujo. Me encanta leerte. Besos

    Me gusta

    Responder

Si a ti también te remueve algo de lo que acabas de leer, no te lo quedes dentro, compártelo, que me hace ilusión ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

A %d blogueros les gusta esto: