Canal RSS

BENDITA ALERGIA QUE LLEGA CON LA PRIMAVERA

Publicado en
BENDITA ALERGIA QUE LLEGA CON LA PRIMAVERA

Me gusta tanto la primavera que ni siquiera una molesta alergia ha podido con esas ganas por disfrutar de sus olores y colores. Hace unos días subimos a pasar el día a Jaca y nuestros queridos amigos nos regalaron un paseo hasta el Puente de San Miguel, bordeando la ciudad atestada de turistas y buscando el suave rumor del agua corriendo por el rio Aragón. La noche anterior me acosté con uno de esos nuevos síntomas en mi cuerpo, el picor de garganta, así que por la mañana me tomé una dosis del jarabe que nos quedaba del año pasado y que habían recetado a J que, curiosamente, este año no manifiesta ningún síntoma alérgico primaveral… (suficiente tenemos tiene con los brotes de adolescentitis que le atacan un día sí y otro también).  Luego leí en la caja que tenía que haber desechado el frasco a los dos meses de su apertura, pero en casa estamos acostumbrados a vivir al límite y, a la vista de lo bien que sentó la excursión a mi cuerpo y a mi espíritu, este hecho sólo reafirmó mi creencia de que quienes deciden la caducidad de todo son una panda de exagerados.

Ya de vuelta a Zaragoza y, paseando por las calles de mi barrio, he descubierto algo que no sé si es efecto de los antihistamínicos o qué, pero, como soy así de generosa, lo voy a compartir. Resulta que hay unas calles en mi barrio con unas cuantas características peculiares. A saber: las calles las conforman una serie de edificios de no más de tres o cuatro plantas diría yo que, desde que tengo uso de razón, en casa siempre los hemos llamado “las casas del ayuntamiento”… Ya sabéis, esa herencia recibida generación tras generación de seguir llamando al Hospital Miguel Servet, la “Casa Grande” o al parque José Antonio Labordeta, el “Parque Grande”. Me imagino que sería el “Valdespartera” de la época, pisos de protección oficial construidos en los años 40, 50 ó 60. Tendría que fijarme en si pone algún cartel que lo date, pero son esas dudas que se me plantean ahora al escribir esto y que, como tampoco pretendo realizar ningún ensayo al respecto, dejo la duda ahí. Bien, pues conforme me acerco a ese grupo de casas y leo el cartel de las calles, inmediatamente me traslado al Mediterráneo… ¡Sí, sí! ¡Así es! Sicilia, Nápoles, Córcega, Cerdeña, Rosellón… ¿No me digáis que no tengo suerte? ¡Que puedo permitirme el lujo de navegar por buena parte de la costa e islas mediterráneas a escasos metros de mi casa! Sin dudarlo, mi preferida es una calle, “la de la acera ancha”, que pusimos de moda hace ya unos cuantos años en mi familia como camino habitual para ir y volver del colegio. Podíamos volver por cualquiera de las islas, pero a nosotros nos gustaba más esa otra calle. Es una calle que cada día me sorprende con nuevos olores, colores y sonidos, sobre todo ahora en primavera. Será por las ventanas abiertas que dejan escapar el inconfundible olor de un buen guiso recién preparado a la hora de comer. Será por las hojas y flores de los árboles plantados a ambos lados de la calzada que cambian día a día y que se confunden con la ropa tendida (y lavada con jabón de Marsella) en una explosión de colorido digna del mejor panel de Pinterest. Será por los pajaricos que siguen con su charla entre ellos, ignorando que, con su alegre parloteo, provocan una sonrisa inconsciente a mi paso. Como siempre ha sido “la calle de la acera ancha”, nunca me había fijado en su nombre verdadero. El otro día me fije y simplemente os diré que…. ¡me encanta! y que, al menos para mis sentidos, no podía ser más apropiado. ¿Alguien se anima a adivinarlo?

Mientras tanto, os dejo con esta canción y este grupo que acabo de descubrir buscando una banda sonora con la que ambientar este post. Todavía no he decidido si me gusta o no… algo tiene, pero no sé qué…
Anuncios

Acerca de Carmen Calvo

Aprendiz de todo y maestra de nada. Tranquila en las distancias cortas aunque inquieta de mente. ¿Mi super-poder? Buscarás, buscarás y, al final, lo hallarás.

»

  1. Roxi (Yolanda)

    ¡Ah, yo lo sé! Y desde luego que muy apropiado el nombre para tus sentidos 🙂
    Y además lo voy a decir, no porque lo adivine ni porque lo supiera (que ya podría) sino porque he ido de propio a verlo, en serio, jajajaa, calle Provenza. :))))))))))))))
    Besos, preciosa Juliette!

    Me gusta

    Responder
    • Carmen Calvo

      Jajajaja! ¿A que sí? ¿A que es muy apropiado? Pero… dime una cosa, en el paseo de tu casa hasta esa calle… ¿a que están bien bonitos los árboles estos días? Lo del lagrimeo, picor, etc… aparecido esta primavera lo asumo como un daño colateral a cambio de poder disfrutar de su colorido. ¡Me alegra la vida!
      Por cierto, ¿tu qué tal este año? Los anteriores también sufrías bastante con la alergia. ¡Ojala me la hayas traspasado! Estaría dispuesta a convertirme en Sta. Primavera y Mártir si con ello dejarais de sufrir los demás 😉

      ¡Besicos, preciosa lectora!

      Me gusta

      Responder

Si a ti también te remueve algo de lo que acabas de leer, no te lo quedes dentro, compártelo, que me hace ilusión ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

A %d blogueros les gusta esto: