Canal RSS

ANGELINA Y BRAD

ANGELINA Y BRAD

“No me habías contado que Angelina y Brad se separaban…” me dice JL la otra tarde. ¡Anda ya! “Pero si precisamente el otro día me llegó un texto de una supuesta carta de él a ella ensalzando la maravillosa mujer que era y que, poco más o menos, venía a decir que estaba enamorado ¡hasta las trancas!” Pensé y le dije. Y así se quedó la cosa. La verdad es que no me había enterado… Supongo que a estas alturas de la semana no he descubierto nada nuevo y ya todos lo sabíais. Imposible no enterarse en este MLSI (Mundo Loco Sobradamente Informado). Seguro que hasta os ha llegado por algún grupo de WhatsApp aquello de “Ánimo chicas que Brad Pitt ya está en el mercado” y bromas sucesivas, de esas que te hacen parar un momento en la faena que sea que estés haciendo, te hagan más o menos gracia (depende, todo depende) y olvides al momento porque… ¡qué me importará lo que Angelina y Brad tengan en su casa si bastante tengo con lo que tengo en la mía!… o quizás no, quizás nos hagan soñar con ese príncipe azul, rubio para más señas y quizás un poquito canalla, pero ¡qué más da!… (depende, todo depende).

Y luego están los medios de comunicación, esos que se empeñan en recordárnoslo a cada momento en esa carrera por ver quien saca más trapos y cuanto más sucios mejor… Yo confieso que el primer día me paré a ver unas fotos de los sucesivos años de convivencia de la pareja, casi todas sacadas en esas alfombras rojas, tan glamurosas ellas, y en las que ambos dos desprendían tantísimo amor, complicidad y todas esas cosas que, a una pareja enamorada, se les supone. Y que no digo yo que no lo haya habido, pero los medios nos venden lo que les interesa, o sea, morbo y más morbo, y eso todos lo sabemos, ¿no?

De todas formas, no iba por ahí mi reflexión… Lo que me deja toda loca es cómo la gente empieza a opinar de una pareja que vive a tropecientos kilómetros de distancia como si los conocieran de toda la vida, sin tener ni idea de cómo son en realidad y, desde luego, sin ponerse en su zapatos. Pero bueno, que opinemos con más o menos apasionamiento de alguien que, al fin y al cabo, no lo vamos a ver en la vida… la de aquel. Que imaginemos e, incluso, lleguemos a inventar historias… bueno (estoy segura que todos llevamos un pequeño cuentista en nuestro corazoncito). Lo que si me preocupa, e incluso molesta, es cuando lo tomamos por costumbre y lo hacemos con personas que sí nos cruzamos por la calle y con las que convivimos en nuestro pequeño barrio, pueblo o ciudad. Y se nos empieza a ir de las manos porque ese espíritu alparzero (chismoso, en aragonés) es también un poquito indomable y una cosa lleva a la otra y, lo que en un principio empezó como una curiosidad, al final la imaginación se nos desborda de tal manera que ya no somos capaces de discernir si lo que alguien me dijo es lo que me pareció ver o rotundamente… “Sí, si, Marijuli, créetelo porque es así”.

alegato

El único juicio que tendrían que esperar Angelina y Brad, el que se celebre para arreglar su divorcio.

Anuncios

Acerca de Carmen Calvo

Aprendiz de todo y maestra de nada. Tranquila en las distancias cortas aunque inquieta de mente. ¿Mi super-poder? Buscarás, buscarás y, al final, lo hallarás.

»

  1. Hola Carmen, desde luego tienes razón en lo que hablamos totalmente a la ligera de cosas que hemos oído, interpretado o entrevisto sin mas visos de realidad que la que nosotros pongamos. Pero es que estamos en un mundo en el que TODAS Y TODOS tenemos la potestad de ser tertulianos, polemistas, reporteros, fotógrafos, paparazzi y garantes de la verdad atribulados. Las redes nos lo permiten… y los medios tradicionales también y así, sin filtro y sin barrera nos tiramos a la piscina tenga o no tenga agua. Estamos caminando por terreno minado, pero eso es la libertad de expresión, o eso dicen.
    Un abrazo y otro para “Brangelina”, que lo deben estar pasando malamente. 😉

    Me gusta

    Responder
    • Pues si. Yo que soy muy de empatizar con la gente no creo que estén pasando por su mejor momento, desde luego… y es que, como dice Javier Coronas, ¿y ahora? ¿cómo van a encontrar a alguien más guapo o más guapa? ¡¡pobres!!… Jajaja!!
      … ¡En fin! ¡Oye! Muchas gracias por comentar y subirte al tren de Juliette. Espero que te sientas a gusto a bordo.
      Un abrazo Juanan.

      Le gusta a 1 persona

      Responder

Si a ti también te remueve algo de lo que acabas de leer, no te lo quedes dentro, compártelo, que me hace ilusión ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

A %d blogueros les gusta esto: