Canal RSS

EN EL DIA DEL PADRE

Publicado en
EN EL DIA DEL PADRE

Me gusta el estilo de los publicistas cuando les da por tocarnos con la varita de la nostalgia. Estos días, cuando escucho por la radio la cuña publicitaria del Sorteo Espacial del Día del Padre, ¡me siento tan identificada!. Yo también llamé a mi padre cuando pinché con la rueda del coche.  A decir verdad, la primera vez, casi recién sacado el carnet, realmente no le llamé. A nuestra familia no habían llegado todavía los móviles y el estaría dando vueltas con el taxi, aunque no por la carretera de Logroño que es por donde noté que la rueda hacía un ruido raro. No me hubiera extrañado que apareciera por allí. Tenía esa habilidad: aparecer cuando menos te lo esperabas y, muchas veces, cuando más lo necesitabas. Sin embargo, ya se había encargado él de abastecerme e instruirme por si ocurría algo tan habitual para quien se pone al volante de un coche (entonces los seguros no ofrecían tantas prestaciones como ahora): un buen gato, una barra de hierro para hacer palanca y aflojar las tuercas, unas cuñas de madera para asegurar que el coche no se deslice… Gracias a las instrucciones y consejos de mi padre pude cambiar mi primera rueda sin problemas.

Mañana será el sexto día del Padre que ya no le puedo dar un beso en la mejilla para felicitarle pero, lejos de olvidarlo, cada año que pasa se le añora más en días señalados y no tan señalados. Todavía me parece que me lo voy a encontrar cuando bajo por el entorno del colegio, como siempre que lo veía a lo lejos, en mi carrera por llegar a tiempo a la salida del cole, cuando sabía que él no fallaría y estaría rondando para estar al quite por si no llegaba a tiempo a recoger a los chicos. Le recuerdo cuando paso las páginas del periódico del domingo y llego a la sección de Economía. Siempre me enseñaba algún artículo, unas veces para que estuviera al corriente de las novedades fiscales o laborales y otras buscando alguna explicación sobre algún párrafo farragoso, de esos difíciles de entender. Cada uno le echamos en falta a nuestra manera. J cuando pasa por el parquecito cerca del Canal, donde dice que lo llevaba alguna mañana de primavera al salir de la guardería o cuando le despistaba echándoles pan duro a los patos, disipando el llanto provocado por la última vacuna puesta en el centro de Salud y luego le llevaba a la cafetería del parque de la Memoria a recoger su premio por tamaña valentía, un churro. L cuando llegan los ensayos de los viernes. Seguro que estaría más que dispuesto a seguir haciendo de chofer y así, con la excusa, quedarse rondando por el ensayo, canturreando las jotas y charrando con alguno de los cantadores hasta descubrir que, algo más que el amor a la jota, tenían en común.

Así era mi padre y así le conocimos los que tuvimos la suerte de compartir con él algún momento de nuestra vida. Algunos de los que me leéis habitualmente seguro que le recordáis en algún otro momento y, los que no, este es mi pequeño homenaje para el día de mañana. Me apetecía compartir a mi papi con todos vosotros y aquí he traído un breve recuerdo de él. A los que tenéis a vuestro padre cerca, dadle ese abrazo que yo ya no le puedo dar al mío y, a los que también os falta, aquí os dejo uno de los maravillosos cortes del musical del Rey León. Seguro que no os resulta difícil identificaros con el momento.

Anuncios

Acerca de Carmen Calvo

Aprendiz de todo y maestra de nada. Tranquila en las distancias cortas aunque inquieta de mente. ¿Mi super-poder? Buscarás, buscarás y, al final, lo hallarás.

»

  1. ¡¡Precioso!! Un abrazo especial en el Día del Padre.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    • Totalmente de acuerdo contigo, yo llevo 17 años de añoranza y cada día del padre me acuerdo mas de el, mis hijos no tienen las suerte de tener recuerdo, el mayor era pequeño y la niña no había nacido, era un buen padre pero hubiese sido un abuelo inmejorable.
      Feliz día del padre

      Le gusta a 1 persona

      Responder
      • Carmen Calvo

        Gracias a las dos por comentar y gracias a todos los que habéis dado me gusta o, directamente, me lo habéis dicho o me habéis mandado algún mensajillo. En vuestro cariño reconozco el que también le teníais a él y eso… eso es muy reconfortante. Un besico gordo a todos.

        Me gusta

Si a ti también te remueve algo de lo que acabas de leer, no te lo quedes dentro, compártelo, que me hace ilusión ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

A %d blogueros les gusta esto: