Canal RSS

MAS CINE, POR FAVOR

Publicado en
MAS CINE, POR FAVOR

El tiempo pasa rápido. Hace ya más de un mes que una amiga me recomendó de manera entusiasta que fuera a ver “La novia”, la nueva película de la cineasta aragonesa Paula Ortiz. Sabe de mis gustos, de mi “sensibilidad” y mi amiga me la recomendaba apasionadamente, segura de que me iba a gustar, al menos, tanto como a ella. Pasaron las navidades y las salidas al cine digamos que fueron más comerciales. ¡Qué le voy a hacer! También en cine tengo un gusto bastante ecléctico y es que me gustan muchos tipos de películas… Me gusta El Cine, en general, y ya está. Disfruto. Disfruto mucho con cualquier historia que me puedan contar y, tanto me da que la película no siga fiel y detalladamente la que anteriormente haya podido leer en un libro o que en mi imaginación nunca se me hubiera ocurrido ponerle esa cara (ni esa voz… ¡buf! Lo siento, Mario) al inolvidable personaje de Kilian, como puede ser el caso de “Palmeras en la Nieve” o que la historia recuerde demasiado a aquella primera película, origen de la saga que la hizo eternamente amada por sus millones de seguidores y que, particularmente, me encanta que así sea, como es el caso del “Episodio VII de Star Wars: El despertar de la fuerza”.

Eran dos pelis muy esperadas, fruto de esa promoción que consigue que todo el mundo hable de ellas y, tanto una como otra, pude verlas con esas personas de mi familia que quiero tanto y con las que me gusta pasar cuantos más mejores momentos. Por eso, elegí una tarde para ir a ver una con mis chicas (mi madre y L) y la otra con mis chicos (J y JL).

Hay películas que recuerdas cómo fue ese primer visionado y, no ya tanto por la película o la historia, que también, si no por quien te acompañaba aquella tarde o noche. Recuerdo perfectamente cuando mi padre me llevó a ver a uno de sus cómicos preferidos, Mario Moreno, “Cantinflas”. Me veo de su mano entrando en el ya desaparecido Cine Mola. Fuimos a ver “El bolero de Raquel”. Forman parte de mis recuerdos infantiles, esos que cada uno guardamos en el cajón de la memoria, el haber escuchado por primera vez el famoso bolero (el de Ravel) o descubrir las impactantes zambullidas en los acantilados de Acapulco. También recuerdo perfectamente dónde y con quién fui a ver “Titanic” por primera vez y, si me apuras, recuerdo hasta el outfit que llevaba aquella tarde… No sé, un detalle de la película que relacioné con algo personal… ¡qué se yo! Supongo que de eso se trata, de disfrutar de la película con los cinco sentidos, de ser capaz de olvidar por un momento otros temas o preocupaciones y que tu atención se centre en la historia que te están contando llegando a ser capaz de extrapolarla a tu propia historia…

Espero que este próximo sábado, en la 30 edición de los Premios Goya, Paula (Ortiz) tenga todo el éxito y reconocimiento que, estoy segura, se merece con su película. Me fío tanto de la recomendación de mi amiga como de lo que hace unas semanas contaba, con esa delicadeza que le caracteriza, otra Paula (Figols) en su post dedicado a “La novia”. Mientras tanto yo esperaré a ese momento, elegido o casual (eso el tiempo lo dirá), con el que recordar la película tanto por la belleza con la que esté contada como por la compañía o el momento de verla por primera vez.

Os dejo este tráiler con la maravillosa canción de Pablo Alborán, melodía que resonaba en mi cabeza una y otra vez a la vuelta a casa mientras comentaba con mis acompañantes impresiones y momentos. Melodía que siempre que la escuche me recordará aquella otra historia.

 

Anuncios

Acerca de Carmen Calvo

Aprendiz de todo y maestra de nada. Tranquila en las distancias cortas aunque inquieta de mente. ¿Mi super-poder? Buscarás, buscarás y, al final, lo hallarás.

»

  1. Yo tengo en la mesilla “Palmeras en la nieve”, aún sin empezar. Y también me gustaría ir al cine a verla. Ya encontraremos los momentos. Ojalá le vaya muy bien a Paula Ortiz. Un abrazo de cine

    Me gusta

    Responder
    • ¡Seguro que sí! Palmeras (la peli) también tiene muy buena fotografía, música… y destacaría el trabajo de las actrices (Berta y Macarena especialmente). La historia es muy bonita aunque, como suele pasar cuando lees primero el libro, siempre llena más la lectura. Sospecho que si hubiera visto antes la película las sensaciones ya no hubieran sido las mismas con el libro. De todas formas, L dijo que, en cuanto pase algo de tiempo, se lo leerá 🙂 … ¡Ay, no sé! Hagas lo que hagas, disfrútalo 😉 Besicos.

      Me gusta

      Responder

Si a ti también te remueve algo de lo que acabas de leer, no te lo quedes dentro, compártelo, que me hace ilusión ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

A %d blogueros les gusta esto: