Canal RSS

LAS PIEDRAS FORMAN PARTE DEL CAMINO

Publicado en
LAS PIEDRAS FORMAN PARTE DEL CAMINO

El otro día tuve una especie de flashback. A ver si me explico. De repente me vi, en plan fotograma en blanco y negro, unos treinta años atrás, hablando por boca de mi madre pero, a la vez, mirando con los ojos de L. Una mirada idéntica a la que yo tendría en esa misma escena con mi madre.

Aunque muchas veces aparezcan L y J por estos post de los viernes, casi siempre es de una manera fugaz y simpática, meros figurantes de la historia. Hoy me apetece dedicarlo a lo que más me ocupa en la vida y es eso de ser madre. Porque creo que no descubro nada nuevo cuando digo que madre eres desde el momento en que te matriculas engendrando ese hijo… y así ya para el resto de tu vida. No hay vuelta atrás. Es así. A partir de ese momento sus necesidades, sus enfermedades, sus juegos, sus risas, sus pequeños o grandes logros, sus problemas… son tuyos también.

Mafaldahija

En mi curriculum de madre diría que mi valor fundamental es el de procurar escuchar y, en segundo lugar, animar. Esto último ya lo conté en uno de mis primeros post. En lo de escuchar haré una puntualización, para mi descargo y el de muchas madres con las que coincido (¿verdad María?) Y ahora me dirijo a vosotros, los hijos en general y adolescentes en particular: Escuchar es, sobre todo, intentar comprenderos, atender vuestras preocupaciones y necesidades puntuales (y, como mucho, cuestionaros alguna de vuestras verdades fundamentales para que penséis sobre ello, reflexionéis y,  ya si eso, toméis vosotros mismos el camino que os parezca). Lo de retener y recordar los millones de datos que nos proporcionáis a lo largo del día, incluso los que nos gritáis desde la otra punta de la casa justo en el mismo momento en que nosotras estamos pasando el aspirador a la vez que pita la olla express o, peor aún, cuando estamos concentradas en ese trabajo que tenemos que sacar para ayer, es otra cosa. Tened en cuenta que nuestro disco duro, a veces, también se colapsa.

El otro día, L, no te creas que no fue duro para mi decirte todo aquello que te dije. Ya me gustaría contarte siempre que en la vida todo se soluciona como en aquellos cuentos que leíamos cuando erais pequeños. Pero sí, reconozco que cuando mi madre me decía que tenía que aprender a “sacarme yo sola las castañas del fuego” (a riesgo de quemarme) y que tenemos que procurar no depender de nadie más que de nosotros mismos, tenía toda la razón del mundo aunque, en aquel momento, me pareciera que me estaba dejando en la estacada… En realidad me estaba empujando y alentando para que fuera yo la que caminara por la vida a mi paso y a mi manera. En el fondo, y es al cabo del tiempo cuando te das cuenta, los padres (si, ellos también) siempre están allí, en cada etapa del camino, aunque sea en la distancia, alentando cuando las fuerzas flojean y pendientes de darnos la mano, para ayudarnos a levantar, si tropezamos y caemos “por culpa” de alguna piedra. Pero nunca apartándola. Las piedras forman parte del camino.

Anuncios

Acerca de Carmen Calvo

Aprendiz de todo y maestra de nada. Tranquila en las distancias cortas aunque inquieta de mente. ¿Mi super-poder? Buscarás, buscarás y, al final, lo hallarás.

»

  1. ¡¡Qué bien cuentas lo que es ser madre!! Comparto los valores de escuchar y animar. Parece fácil, pero qué difícil es ponerlo luego todo en práctica en el día a día. Besicos

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  2. Que difícil es ser madre. Yo todavía busco el tutorial o video en Youtube, en el que me indiquen como ser una buena madre, pero no lo encuentro. Cuando tuve a mi hijo y salía del hospital acompañada de mi madre, fue ese momento en el que te entran dudas y miedos sobre si vas a estar a la altura o saber que hacer. Siempre recordaré lo que me dijo mi madre “No te preocupes, el niño enseña” me quedé mal, en un principio no la entendí, pero que sabías palabras, porque fue así, me enseñó y mucho. Ahora estoy en otra etapa, la adolescencia ya. En todo este tiempo yo me he encontrado, piedras, castañas…. de todo. Pero aquí estoy, salvando todo y sola. Te lo he dicho muchas veces, me encantas. Además tienes el mismo nombre que mi madre y eso suma puntos. Un besico.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  3. ¡Heroínas los 730 días del año!

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Si a ti también te remueve algo de lo que acabas de leer, no te lo quedes dentro, compártelo, que me hace ilusión ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

A %d blogueros les gusta esto: