Canal RSS

CALOR DE OTOÑO

Publicado en
CALOR DE OTOÑO

Cada estación tiene sus olores y sus colores y, cuando llega esta época del año, me da por recordar aquel fin de semana en Luesia. Mi amiga A era una de las dos maestras del pueblo y siempre dice que allí pasó de los mejores años de su vida. Y me puedo hacer una idea de que así fue.

Recuerdo, sobre todo, el típico olor de las estufas de leña que en los pueblos, y más en éste, en las puertas del Pirineo, impregna el ambiente de buena mañana y cuando el sol se esconde… Aquella comida. Quiero recordar que la hicimos en lo que sería el recreo de las escuelas del pueblo, aprovechando el calorcito del sol del mediodía y el espacio. Imposible montar dentro del pequeño “apartamento” de la maestra la mesa larga donde juntar a toda la pandilla de amigos. No recuerdo cómo dormimos (o si dormimos) aquella noche. En cambio, recuerdo acudir al bar del pueblo, beber pacharán y sentirnos uno más con toda aquella gente que no paraba de alabar la suerte de tener a mi amiga como maestra. Allá donde ha estado ha dejado un recuerdo imborrable en los niños y sus familias, estoy segura.

Recuerdo acudir por la mañana al Pozo Pígalo. Ya lo conocía. Mi abuela y un tío descienden de Luesia y fue este último el que nos enseñó, en una excursión familiar, la maravillosa poza natural que entonces sólo conocía la gente del entorno. Ahora mucho me temo que, en los días que aprieta el calor, está masificada, perdiendo parte del encanto que, por derecho propio, debería mantener. En otoño Pígalo tiene otro encanto añadido y es el de las setas. Aquel fin de semana conocí por primera vez una jornada gastronómica de setas, algo que también se ha vuelto bastante habitual en los últimos años y que alarga el turismo rural más allá del verano.

Es una de las pocas excursiones de la que no guardo ni una solo fotografía. Me imagino que ha nadie se le ocurrió echar la cámara de fotos a la mochila y, por raro que parezca, los smartphone y móviles no formaban parte de nuestra vida todavía. Sin embargo, si cierro un poquito los ojos, todavía puedo sentir el sonido al pisar las hojas y los palos secos con las botas de montaña, los rayos de sol atravesando aquel hayedo potenciando su amplísima gama de colores, el calorcito de aquel bar de pueblo, con su estufa, su degustación de setas, su pacharán, su gente…

Hay viajes, excursiones, que se recuerdan toda la vida.

Os dejo este enlace que he encontrado donde el sonido del agua también me traslada a aquellos dos mágicos días de otoño.

Imagen destacada diseñada por Freepik

Anuncios

Acerca de Carmen Calvo

Aprendiz de todo y maestra de nada. Tranquila en las distancias cortas aunque inquieta de mente. ¿Mi super-poder? Buscarás, buscarás y, al final, lo hallarás.

Un comentario »

  1. ¡Qué excursión tan bonita! Te leo, cierro los ojos y también me imagino que camino por ese hayedo y luego me acurruco con vosotros junto a la estufa en el bar del pueblo.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Si a ti también te remueve algo de lo que acabas de leer, no te lo quedes dentro, compártelo, que me hace ilusión ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

A %d blogueros les gusta esto: