Canal RSS

PERSONAS

PERSONAS

Nunca me han gustado demasiado las páginas o grupos en redes sociales donde las mujeres tenemos que mostrarnos siempre como unas super-woman y unas super-mamas. Los que me conocéis vais a pensar que de qué voy, porque siempre tengo a mis hijos en la boca… Soy así de contradictoria. Siempre he “huído” de esas conversaciones de madres, las típicas de café o caña por medio mientras esperas a que tu hijo-a acabe la extraescolar. Siempre que he podido o, más bien, obligada por mi propia organización doméstica de aprovechar esos momentos para hacer la compra o cosas así, he excusado participar en ellas, respirando aliviada mientras aceleraba el paso para alejarme del corrillo. Sin embargo, también me he visto en muchas. “Mama, tienes que socializar con las otras madres”, me dicen a menudo mis hijos. En cualquier caso, siempre que he podido (y no es fácil) he intentado derivar la conversación por otros derroteros, buscando quizás cambiar por un momento el chip de madre a jornada completa y completar mis otros yos. No sé si es a esto a lo que se refiere Purificació cuando dice “la gente que tiene hijos se atonta y se amuerma, se vuelve prosaica y gris, envilece su mente y estanca su intelecto”. No me extraña que esta frase haya provocado sendas contestaciones de Bárbara y Sergio, reflejando su visión de Madres y Padres.

Tengo amigos padres y madres y tengo amigos y amigas sin hijos. Incluso tengo un hermano soltero con amigos con niños. En todos y todas ellos veo reflejados muchos (casi todos) los estereotipos de los que se nutren los tres artículos. Me considero afortunada, tengo una visión del tema bastante amplia y por eso no me resulta difícil encontrar un título para este post.

Con mis amigos, los de los hijos y los que no los tienen, he compartido (en vivo o de palabra) viajes y excursiones. Disfruto cuando T nos cuenta sus viajes por España y Europa de estos últimos seis meses o cuando MP invita a la pequeña Irene a que nos diga que es lo que más le gustó de Londres, haciéndome recordar mi propio viaje de hace cuatro años y a un J convertido en George por unos días. También disfruto cuando T se acerca a L, de modo confidente, para preocuparse por su vida, por sus aficiones, por la música que escucha… ejerciendo de esa tía (o tío) que todos tenemos y admiramos.

Este verano me reencontré con un amigo del instituto. Este blog nos ha vuelto a unir, cosa que no deja de asombrarme cada vez que lo pienso. En una cena nos pusimos al día de nuestros últimos veintimuchos años. Yo escuché extasiada su radical cambio profesional y su viaje a Argentina y él miraba e “interrogaba” a mis hijos no sé si intentando descubrir rasgos de esa chica, ahora madre, que él conoció. En cualquier caso fue un encuentro muy especial e inolvidable. Él y su pareja no tienen hijos. Fue una decisión que tomaron y tampoco pregunté más. No me importa. No quiero decir que me dé igual, si no que respeto su decisión o las circunstancias que les hayan llevado a tomarla. Lo importante es que, cada cual, seamos consecuentes con las riendas que elegimos que lleven nuestra vida porque, ante todo, somos personas.

T pensativa diciendo: ¿Y Juliette, con los niños, cómo lo hará?

T pensativa diciendo: ¿Y Juliette, con los niños, cómo lo hará?

Anuncios

Acerca de Carmen Calvo

Aprendiz de todo y maestra de nada. Tranquila en las distancias cortas aunque inquieta de mente. ¿Mi super-poder? Buscarás, buscarás y, al final, lo hallarás.

Si a ti también te remueve algo de lo que acabas de leer, no te lo quedes dentro, compártelo, que me hace ilusión ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

A %d blogueros les gusta esto: