Canal RSS

CIUDADANOS DE UN MUNDO

Publicado en
CIUDADANOS DE UN MUNDO

La otra mañana me levanté triste. En realidad ya me acosté triste. Un buen rato antes me había sentado ante este ordenador dispuesta a escribir la entrada semanal pero me choqué de bruces con la foto del niño sirio y me bloqueé. No me salía nada. ¿Cuántos veranos llevamos con el tema de la guerra civil en Siria? ¿Tres? ¿Cuatro? Que yo recuerde y sin tirar de google, algo así. No soy muy de imágenes (al menos en cuanto a noticias se refiere), por eso prefiero la radio, donde puedo centrar mis sentidos en las palabras que escucho y en cómo se cuentan las cosas. Recuerdo un especial de Angels Barceló desde Siria, recuerdo que era verano y recuerdo que fue hace ya tiempo… Pasó el verano, el otoño, el invierno… Cómo sería el relato de lo que contaban que, de vez en cuando, paraba atención en las noticias por si hablaban algo del tema sirio, para comprobar que todo seguía igual o peor. Pero quedaba lejos, una guerra de tantas… Este verano comenzó a fastidiarnos las siestas esas noticias que nos contaban lo de los camiones en las fronteras, los miles de refugiados cruzando las concertinas… El “problema” no sólo sigue sino que se extiende, se acerca a nuestras costas, llama a nuestras puertas… Sin embargo, cuando las redes sociales (ese clamor social de nuestra época) “han despertado” ha sido con la imagen del niño en la playa, como tapando la boca a todos aquellos que lucían su más rancio egocentrismo diciendo que en este país no se pueden acoger más refugiados “porque no podemos garantizarles un futuro mejor” (o algo así me pareció entender al ministro de turno). Vamos a ver, señores, que están huyendo de la guerra, de la muerte. Algo mejor sí estarán, ¿no?

El caso es que no paro de darle vueltas, intentando encontrar esa solución que nadie parece tener… ¡Qué infeliz! En serio, no quiero frivolizar con el tema. Soy de la opinión que hasta que los Estados y los Mercados no cambien de “estrategia”, no hay nada que hacer y que eso sólo se conseguirá cuando las personas elijamos a nuestros gobernantes mirándonos un poco menos al ombligo y un mucho más a los ojos y cambiemos nuestros hábitos de consumo y de vida. Y hasta que llegue ese mundo utópico en el que algunos creemos, empecemos por nuestra casa, por la educación, por la convivencia… y aprovechemos cualquier excusa.

Esa misma mañana caminé hasta la calle Alfonso donde sabía que tendría lugar el desfile de todos los países que participan en el Eifolk, el Encuentro Internacional de Folklore que celebra Zaragoza desde hace unos cuantos años. Un desfile cortito, repleto de colores y donde se reparten tantas sonrisas que es imposible no contagiarse de un pequeño instante de felicidad.

Rusia Mexico Indonesia Hungria Eslovenia Argentina

Y me acordé de aquella inolvidable película, Feliz Navidad, aquella que a L le pareció “tan rara” cuando la vio en clase y que ya conté alguna otra vez. Supongo que el profesor tenía muy buenas intenciones, pero los chavales no la entendieron o se dejaron llevar por el aburrimiento de alguna escena o les pareció muy lenta, o muy tonta, o qué sé yo… Yo le traté de explicar que aquel episodio histórico que la peli narraba a mi me parecía como un festival folklórico, donde culturas de países tan distintos se unen para conocerse, para descubrir que no son tan distintos, para acercarse y para, irremediablemente, gustarse y no dejar nunca, nunca más, de quererse.

Nota: Si pincháis en el enlace del Eifolk tenéis programa y horarios. Acaba el domingo. Todavía estáis a tiempo de contagiaros.

Anuncios

Acerca de Carmen Calvo

Aprendiz de todo y maestra de nada. Tranquila en las distancias cortas aunque inquieta de mente. ¿Mi super-poder? Buscarás, buscarás y, al final, lo hallarás.

»

  1. Qué bonito Carmen.
    Me gusta mucho lo de mirarnos menos el ombligo y más a los ojos.
    Como todos yo también estoy horrorizada por cómo está el tema, antes de la imagen del niño ya me habían desgarrado otras esta semana… ¡Durísimo y tristísimo, insoportable!
    No he visto “Feliz Navidad” (lo haré) pero si que iré el domingo a ver la clausura del Festival Internacional de Folclore ciudad de Zaragoza con Violeta (pues eso, empezando por la educación y la convivencia)
    Muchos besos. Y gracias 🙂

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    • A Violeta le encantará. Este año está Eslovenia, Hungría, Rusia… que musicalmente ya son una pasada y desbordan alegría y ganas de vivir ¡A mi me chiflan! Los asiáticos, Argentina…, Y luego Mexico… Cerraban el desfile de bienvenida y por donde yo estaba cantaron “Cielito Lindo” que, como todo el mundo se la sabe, arrastraban a su paso a la gente, cual flautistas de Hamelin. Fue una chulada 🙂

      Me gusta

      Responder

Si a ti también te remueve algo de lo que acabas de leer, no te lo quedes dentro, compártelo, que me hace ilusión ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

A %d blogueros les gusta esto: