Canal RSS

LÁGRIMAS COMO PUÑOS

Publicado en
LÁGRIMAS COMO PUÑOS

Cada uno somos como somos y los que tenemos la lágrima fácil, aunque en alguna ocasión tengamos que aguantar la mirada condescendiente del que en ese momento nos ve llorar, tenemos mucho ganado. Confieso que cuando me emociono con una peli, con la música (eso me pasa mucho, pero mucho, mucho) o con un testimonio de esos que te tocan la fibra, siempre intento contenerme para que no se me salten las lágrimas, lo cual es peor, porque al final aquello es como una olla a presión… toda esa emoción, ese nudo en la garganta, estalla provocando que el sonido sea más fuerte y el que esté a tu lado te mire como diciendo: “Venga, ya está otra vez echando el moco”. Porque una cosa lleva a la otra, y ese conducto interno que eleva las lágrimas hasta nuestra retina pasa también por el conducto nasal provocando un despeje absoluto de parte de los orificios de nuestra cara. Esa es la primera ventaja: mantenemos un nivel óptimo de hidratación, es como una labor de mantenimiento sin necesidad de suero fisiológico o colirio.

El dolor físico (y moral) también suele provocar el llanto, aunque su manifestación dependa mucho tanto de nuestra capacidad de control como de nuestra sensibilidad nerviosa. Ya se sabe que el umbral del dolor varía de unas personas a otras. Buscando una interpretación científica sobre este término, me aparece un post carente totalmente de dicho criterio (al igual que mi párrafo anterior, no se vayan a creer) y escrito por alguien a quien no le da miedo dar consejos, cosa que a mi cada vez me da más repelús, aunque a veces aquí mismo me tire a la piscina y suelte alguno de vez en cuando. Sin embargo, me han llamado la atención las dos primeras “instrucciones”: Medite y Maldiga… Lo de la meditación estuve a punto de recordárselo hace unos días a una amiga que sé que lo está pasando mal, pero la verdad es que, en el poquito rato que pudimos hablar, no me dio tiempo a decírselo, como también tengo la absoluta seguridad de que ya lo habrá puesto en práctica en algún momento de esta dura semana. Lo de maldecir lo practiqué yo misma, entre lágrima y lágrima esta vez, porque sí, porque necesitaba hidratar… ¡y me quedé como Dios! Y es que si con la primera, procuras buscar la serenidad que muchas veces se necesita para afrontar los peores momentos de nuestra vida, cuando ya no puedes más, una buena maldición y un echar la culpa a todo lo más putrefacto que se nos pueda ocurrir consigue un efecto parecido. Y es la segunda ventaja que tenemos los llorones, que cuando parece que llegamos al límite de nuestras posibilidades nos echamos un buen lloro, nos volvemos a calzar los guantes de boxeo (sonarse los mocos con ellos puestos no creo que sea precisamente fácil) y volvemos al ring, a pelear de nuevo.

BoxeoFemenino

En la imagen, quien dice ring, dice en el salón de casa.

Anuncios

Acerca de Carmen Calvo

Aprendiz de todo y maestra de nada. Tranquila en las distancias cortas aunque inquieta de mente. ¿Mi super-poder? Buscarás, buscarás y, al final, lo hallarás.

»

  1. Hola buenos días para todas.
    Soy una seguidora de este blog, y hoy por fin me decido a poner unas letras,
    Me apetece compartir con vosotras las experiencias que hemos vivido este fin de semana, frecuentamos un pueblo no muy lejos, del lugar donde vivimos, es el pueblo de nuestros antepasados de mi marido y míos,
    Este fin de semana con motivo de nuestro 50 cumpleaños hemos organizado una fiesta de quintos ( la quinta del 65), el sábado día completo, desayuno, vermut, comida, cena y recena, una organización fabulosa, pero con lo que quedo es la unión, el saber estar, la oportunidad de mantener conversaciones con personas que hasta ahora solamente nos habíamos cruzado un saludo, por cortesía, la oportunidad de conocer a personas de las cuales tenias una idea equivocada de su forma de ser, ha sido una experiencia enriquecedora un día de esos que no querrías que se fuesen, pero todo llega y todo se pasa, dejaremos el día para el recuerdo del lado bueno.
    Y si me lo permites recordar, también se puede llorar en momentos buenos, de risa,de alegría, aunque sean menos y los tengamos que buscar
    Animo a todas , hay que seguir adelante porque hay momentos felices que merece la pena vivirlos aunque sean pocos,
    Un beso para todas estoy ansiosa porque llegue el viernes y podamos pasar un rato le lectura entre amigas , gracias
    Marisa

    Me gusta

    Responder
    • ¡¡Marisa!! Cuánto me alegro que te hayas animado a compartir tu fin de semana que, a juzgar por tus palabras, pasará a ser una bonita página más del “libro de tu vida”. La vida hay que celebrarla y los 50, esa cifra tan redonda, bien merece una celebración, un compartir: recuerdos, conversaciones, comida, risas, emociones… Seguro que alguna lagrimilla también habrá caído porque, entre tanta gente, habría algún socio o socia del “club de los llorones” y, como tu dices, son momentos para derramar lágrimas de felicidad, de reconocernos vivos, con experiencias y con amigos con los que compartirlas. Muchísimas felicidades y muchísimas gracias por seguir el blog y por “estar”. Besicos.

      Me gusta

      Responder

Si a ti también te remueve algo de lo que acabas de leer, no te lo quedes dentro, compártelo, que me hace ilusión ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

A %d blogueros les gusta esto: