Canal RSS

MIS CHICAS DE ORO

Publicado en
MIS CHICAS DE ORO

Este año he cambiado de compañeros de clase. Si hace dos años me dejé contagiar por la energía y la locura de unos cuántos jóvenes que rondaban de los dieciocho a los veintitantos este curso paso las mañanas de los jueves con unas cuantas jubiladas y un paciente y discretísimo jubilado, todos ellos locos por los pinceles. Con los chicos ya descubrí que mi capacidad de adaptación es realmente asombrosa. Creo que sigo conservando ese aire de persona tímida que me caracterizaba en mi adolescencia (con los años la timidez fue mutando en prudencia, cualidad mucho más valorable en las relaciones adultas) pero lo cierto es que me gusta involucrarme en las conversaciones y mantengo un espíritu abierto y unas ganas de conocer que, considero, forman parte de unos genes que descubro día a día perpetuados en mis hijos, cosa que me enorgullece y me llena de optimismo respecto a su futuro. Con aquellos aprendí un montón, tanto en los debates de clase como en los desayunos durante los recreos. Una buena experiencia, sin duda.

Con mis chicas de oro, algunas de ellas con esa mirada de viuda obligada (a la fuerza) a retomar su nueva vida en solitario, también aprendo mucho. Nos pegamos toda la mañana trabajando y cuando, de repente, se hace un momento de silencio, se hace tan extraño… Estamos en una sala bastante grande y, aunque requerimos cada una de nuestro espacio, conforme llegamos vamos cubriendo huecos para mantener esa cercanía que nos permite seguir la charla general sin apenas problemas. Con ellas sigo (sin mucho apasionamiento, lo confieso) las andanzas de Belén (Esteban) o me entero que la obra de teatro que representan este fin de semana en el Principal la ha escrito Jorge Javier (Vázquez). Comentamos las noticias de la semana, compartimos alguna receta de cocina o algún truco doméstico, Nieves nos cuenta anécdotas de su último viaje, Feli nos enseña fotos de la boda de su chica (la mayor), Lourdes nos cuenta el último chiste que le ha llegado por whatsapp… A lo que nos damos cuenta ya se ha hecho la hora de preparar el café para tomarnos un descanso, estirar espaldas y cambiar los pinceles o las agujas por los bizcochos y el azúcar.

Si con la chavalería era un chute de energía, lucha y movimiento con mis chicas de oro son momentos de reconocerse, de valorar lo que tuvimos pero, sobre todo, lo que ahora tenemos. Pili, la más joven de todas, madre que lleva con total naturalidad el síndrome del nido vacío y una verdadera artista con el pincel y con el horno por partes iguales, pensaba en voz alta, como para sí, que todos tenemos malos momentos en la vida que nos hacen percibir que somos las peores personas del mundo o que lo que nos rodea es una auténtica cadena de desgracias y sinsabores pero que, al final, cuando te sientes acompañado, querido, de todo se sale y aquellos meses (incluso años) malos son solo eso, una huella más que forma parte de nuestra vida y de lo que ahora somos.

Imaginándome a Nieves durante su último viaje.

Imaginándome a Nieves durante su último viaje.

Anuncios

Acerca de Carmen Calvo

Aprendiz de todo y maestra de nada. Tranquila en las distancias cortas aunque inquieta de mente. ¿Mi super-poder? Buscarás, buscarás y, al final, lo hallarás.

Un comentario »

  1. Pingback: HISTORIA DE UN BOBINÉ | El Blog de Juliette Tourmalet

Si a ti también te remueve algo de lo que acabas de leer, no te lo quedes dentro, compártelo, que me hace ilusión ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

A %d blogueros les gusta esto: