Canal RSS

FELICIDAD

Publicado en
FELICIDAD

Hace unas semanas, en una tranquila conversación con una buena amiga, me quedé pensativa (y fascinada) ante su rotunda afirmación de su estado plenamente feliz. No sé qué me sorprendió más, si la declaración sin ningún lugar a duda o la falta de pudor al admitir dicha felicidad.

Recupero este texto escrito hace unos años en mi cuaderno, aquel que precedió a este blog, porque me he acordado de él al conocer que hoy se celebra el Día Internacional de la Felicidad.  Por lo visto, la ONU este año promueve una campaña de participación en la que músicos, y todo aquel que quiera unirse, comparten la canción con la que se sienten más felices. La idea es crear una lista o catálogo con aquellas cinco canciones (las más votadas) que generan felicidad… El objetivo: “usar el idioma universal de la música para mostrar solidaridad a los millones de personas en todo el mundo que padecen pobreza, abusos de los derechos humanos, crisis humanitarias y los efectos de la degradación medioambiental y el cambio climático…”, según declara su secretario general Ban Ki-moon, ese señor surcoreano con cara de simpático.

Yo sería incapaz de elegir una sola canción porque creo que depende mucho de la situación, del momento. A mi, por ejemplo, el hecho de escuchar música ya me hace feliz y, pensando en esto, me doy cuenta que incluso en los momentos más tristes o dolorosos, una determinada canción puede llevarte a un recuerdo más bonito de un estado de felicidad anterior que te hace remontar, ponerte en marcha y seguir. En cualquier caso, este tipo de iniciativas que, si las piensas bien, son tan utópicas como efímeras, lo único que pretenden, creo yo, es hacer que pensemos más allá de nuestro entorno lo que, por otro lado, nos lleva a convertirnos, al menos por un momento, en pequeños filósofos elaborando nuestra propia teoría sobre la felicidad.

La mía es bastantes sencilla y se basa en la consciencia. Un pequeño ejemplo: Me siento feliz cuando elaboro una comida siendo consciente de todo su ritual, desde que elijo los ingredientes en el mercado o busco en el armario de mi cocina la olla donde voy a cocinar, hasta cómo tengo que cortar la cebolla en esta ocasión y el chisporroteo y el olor que produce en contacto con el aceite conforme se va calentando o el tiempo que tiene que estar en el fuego, como va cambiando de color, como el olor se va esparciendo por toda la casa hasta que van entrando los comensales por la puerta, con un hambre canina, y te felicitan por lo bien que huele… ¡Te felicitan…!

Nota: Comparto una canción de las muchas de mi lista y os invito a que cambiéis la letra o las imágenes a vuestro gusto o momento. Yo, por ejemplo, cambiaría la camiseta de los futbolistas… 😉
Anuncios

Acerca de Carmen Calvo

Aprendiz de todo y maestra de nada. Tranquila en las distancias cortas aunque inquieta de mente. ¿Mi super-poder? Buscarás, buscarás y, al final, lo hallarás.

»

  1. Roxi (Yolanda)

    Muy bonito Carmen. La mía también es muy sencilla: estar en paz conmigo misma, eso es para mi la felicidad. Y creo q eso lo aprendí muy pronto de mi padre.
    La canción preciosa. 🙂

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  2. Ayer desayuné escuchando en la radio que era el Día de la Felicidad. Mientras comía galletas con miel y me preparaba para el día, mentalmente empecé a hacer un listado de las cosas que me hacen feliz. Entiendo la felicidad como una suma de pequeñas cosas, como la canción de Serrat. Y en lo que duraron el café y las galletas, me salieron unas cuantas cosas:

    Leer un rato en un banco de mi plaza al sol antes de ir por la tarde al cole a por las chicas, ver juntos una película, un café con una amiga, un abrazo, las vistas de Cervera desde el castillo, coger moras en verano, saltar olas, una horchata, el primer sorbo de una cerveza Guiness (que me traslada a aquel viaje a Irlanda), compartir una carrera con mis amigos, escuchar una canción tan bonita como ésta…

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  3. Gracias a las dos por compartir también vuestros estados de felicidad… Compartiendo momentos, sentimientos casi siempre acabamos reconociéndonos felices y, muchas veces, hacemos felices a los demás. Gracias por vuestra amistad que me hace muy, muy feliz 🙂

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  4. Pingback: DESEOS EN GERUNDIO | El Blog de Juliette Tourmalet

  5. Pingback: LA FELICIDAD ES UN COULANT DE CHOCOLATE | El Blog de Juliette Tourmalet

Si a ti también te remueve algo de lo que acabas de leer, no te lo quedes dentro, compártelo, que me hace ilusión ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

A %d blogueros les gusta esto: