Canal RSS

Y ANA SE HIZO UN SELFIE

Publicado en
Y ANA SE HIZO UN SELFIE

Conozco a Ana desde hace unos años y siempre me alegra saber que vuelve a Zaragoza. De Ana me gusta su conversación, tan pausada, esos silencios que hace entre palabras, como buscando la más especial, la más adecuada y que a mi me hace sentir como muy niña, esperando a ver con qué me va a sorprender. Reencontrarme con Ana es como una especie de bálsamo y aprovecho cualquier excusa para sentarme un rato con ella y conversar, de nada en especial, simplemente por el placer de la charla. Hace unos días unas torrijas tuvieron la culpa.

Ana es madre, abuela, cocinera, lectora, tejedora, asesora de imagen, sirena, viajera… Ana recuerda a su Manolo con esa nostalgia de los amores para siempre y en sus recuerdos me gusta imaginar un amor especial, bañado por el mar de la costa africana más europea, bendecido con unos hijos que le devuelven tanto amor como el que reciben, cada uno a su manera, porque cada uno es como es y aunque tengan sus vidas repartidas por la península y más allá, siempre hacen sitio para la mamá cuando ella se anima a visitarles.

Cuando Ana vuelve a Zaragoza es como una fiesta gastronómica. Con ella hemos conocido su Salmorejo, su Pollo a la Moruna, sus Papas… Me imagino esas manos, siempre cuidadas, con una manicura envidiable, manejarse entre cazuelas y fogones con esa seguridad que solo la experiencia es capaz de dar.

Con Ana empiezas a hablar de libros y, como si fuera el ovillo que también le suele acompañar tejiendo cualquier cosa, comienza a hilar historias y te invita a dar un paseo por el Puerto de Melilla a través de sus recuerdos. Y te entran unas ganas locas de viajar, de conocer culturas que por desconocidas, resultan tremendamente exóticas y con las que, sin embargo, siempre encuentras algo en común. Ana es el mejor ejemplo de como una persona, a través de sus vivencias, puede compaginar perfectamente la tradición con la modernidad, con esa mente abierta y siempre sedienta de conocimiento. Ana, atenta a la actualidad y a las tecnologías, tiene en su móvil un aliado muy especial, ese pequeño aparato que le permite estar siempre en contacto con su familia, por lejos que esté. Cuando la vi mirando con total naturalidad a la cámara, como siempre, mientras se hacía un selfie, no me extrañó en absoluto. Ana es así.

Estamos en Cuaresma, a las puertas de la primavera y pronto, sin que nos demos cuenta, será verano y Ana volverá a Zaragoza y yo la esperaré para que me cuente qué libro está leyendo.

El secreto mejor guardado de Ana: "como conservar unas piernas tan bonitas"

El secreto mejor guardado de Ana: “como conservar unas piernas tan bonitas”

Anuncios

Acerca de Carmen Calvo

Aprendiz de todo y maestra de nada. Tranquila en las distancias cortas aunque inquieta de mente. ¿Mi super-poder? Buscarás, buscarás y, al final, lo hallarás.

Si a ti también te remueve algo de lo que acabas de leer, no te lo quedes dentro, compártelo, que me hace ilusión ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

A %d blogueros les gusta esto: