Canal RSS

CINCO AÑOS DESPUÉS

Publicado en
CINCO AÑOS DESPUÉS

“La que has liao pollito…” Es lo que pensé el lunes por la noche cuando me acosté realmente agotada (por momentos me sentía un punching-ball)  tras acabar de leer todos los comentarios que había generado la aparición de mi historia en el periódico.

Era consciente de que algún comentario habría, como hace casi cinco años, cuando apareció la primera parte, pero mi responsabilidad social me empujaba a volver a vencer ese pudor y contar mi realidad, una de tantas, por otra parte. Parece que en estos años la sociedad le ha cogido gusto a esto de comentar, más aún con esa libertad que da el refugiarte tras un nombre cualquiera pero, además, la gente está mucho más enfadada y aprovecha cualquier titular para echar las vísceras sobre todo si el día, la semana o la vida te viene del revés.  Tengo un pequeño defecto y es que soy muy de escuchar, así que, aunque me había prometido a mi misma no leer lo que los lectores opinaran, porque sabía que habría comentarios que me dolerían, al final acabé bajando a la plaza a pasearme por los diversos corrillos a ver lo que se cocía… Y entonces te das cuenta de tantas y tantas personas que necesitan contar su historia. A unos les va bien y nos lo cuentan, claro que sí, otros se permiten dar consejos super-mega-optimistas al más puro estilo “Pablo Motos”, ese chico humilde de pueblo que aprovecha cualquier ocasión para recordarnos lo que se puede conseguir en el mundo de la tv, con todos esos amigos que son los más güays del paragüays… Que no seré yo quien diga que el buenrollismo no sea necesario, pero a mi también me gusta saber de otras historias, las de barrio, y de esas también hubo unas cuantas… y luego están los de siempre, los que parece que disfruten tirándose los trastos a la cabeza… las dos Españas, les suena ¿verdad?

Por fin llegó el miércoles. P nunca te agradeceré lo suficiente el regalo que me hiciste, primero recuperando una charla como aquellas que teníamos hace un montón de tiempo y luego por el concierto. Confieso que aunque me encanta escuchar sus canciones, casi siempre durante los viajes en coche, nunca lo había hecho en directo. Los inicios de su carrera me pillaron en otra onda, cuando mis salidas iban más por llevar a mis chicos a los Titiriteros de Binefar pero, por suerte para todos, Ismael no rebla y sigue regalándonos su mirada cotidiana, la de abajo,  la del barro, con una poesía infinita. Un concierto íntimo, en un teatro casi lleno y con un montaje impecable, de los que no se olvidan. Y llegó Papa cuéntame otra vez con una intro que parecía que me la estaba diciendo especialmente a mi, porque sí, porque yo también me siento de esa generación de en medio, porque yo también siento que no es mi turno, que tuve mi oportunidad y, aunque pensaba que la estaba aprovechando, a mi manera, intentando ser coherente con mi forma de querer ser, me dieron una patada antes de tiempo y me sacaron fuera, y aunque ahora llamo a otras puertas y pongo el pie para que no se cierren y les de tiempo a reconocerme, al final cedo el paso al que viene detrás, porque también se merece una oportunidad y nadie todavía se la ha dado.

Hace frio, lo normal, estamos en invierno, pero hay días, como hoy, en que el sol sale, aunque sea un ratico, y nos regala su luz, su calor.

Posdata: Gracias Paula porque con la excusa de las entrevistas nos vamos conociendo y nos sentimos cada vez más cerca.  Y gracias. Gracias infinitas a todos los que por whatsapp, por la calle o por Facebook me habéis mostrado, una vez más, tanto cariño.

Anuncios

Acerca de Carmen Calvo

Aprendiz de todo y maestra de nada. Tranquila en las distancias cortas aunque inquieta de mente. ¿Mi super-poder? Buscarás, buscarás y, al final, lo hallarás.

Un comentario »

  1. ¡¡Gracias a ti, Juliette!! Gracias por tu confianza y por tu ejemplo. Una de las cosas buenas de mi trabajo es poder conocer a gente como tú. Yo también sentí que Ismael me hablaba a mí. Me emocionan mucho sus canciones, me siento pequeña y grande a la vez. ¡Qué concierto tan bonito! Aunque haga frío (y mucho), siempre sale el sol.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Si a ti también te remueve algo de lo que acabas de leer, no te lo quedes dentro, compártelo, que me hace ilusión ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

PASIÓN POR EL CINE CLÁSICO

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Antonio Muñoz Molina

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Tócala otra vez, Sam

El blog de Chema González

El Blog de Pepa Torres Pérez

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

“La mayoría de las personas que caminen detrás de mí serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos” Hans Christian Andersen

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

STOLPERSTEIN

Historias para tropezar

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

Innisfree

Un blog sobre Irlanda, de Chesús Yuste

El sitio de mi recreo

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

Fernando Rivarés

Reflexiones de una maña ligeramente afrancesada.

A %d blogueros les gusta esto: